Secciones

¿Sabías que...? Ya sabemos cuál es el mejor lugar del mundo para ver un arcoíris

Factores como la humedad, la incidencia de la luz solar, la contaminación o los vientos determinan la visibilidad de los arcoíris y un lugar de Hawái reúne todas estas cualidades

VÍDEO: ¿CÓMO SE FORMAN LOS COLORES DEL ARCOÍRIS?

El arcoíris es uno de los fenómenos naturales más espectaculares. La imagen de una gran variedad de colores cruzando el cielo de forma regular deja impresionantes estampas, eso sí, en determinadas circunstancias de humedad, luminosidad y vientos.  Pero, ¿cuál es el mejor lugar del mundo para ver arcoíris?

Un artículo reciente de la Sociedad Americana de Meteorología señala que Hawái es el mejor lugar del planeta para poder ver un arcoíris debido a las circunstancias específicas de esta región del Pacífico. 

En concreto, el científico atmosférico Steven Businger, explica que ubicación del archipiélago permiten obtener una combinación única con vientos constantes, lluvias frecuentes y cielos despejados.  «Por la noche, la superficie cálida del mar calienta la atmósfera desde abajo, mientras que la radiación al espacio enfría las cimas de las nubes, lo que resulta en lluvias más profundas por la mañana que producen arcoíris a tiempo para el desayuno», describe Businger.

arcoiris-espana-mundo

Humedad, vientos y ausencia de contaminación

Esta conjunción de factores se repite en varios puntos del planeta. Sin embargo, en Hawái, la aparición de los arcoíris es única debido a los vientos alisios favorecidos por las montañas del archipiélago. Estas formaciones rocosas empujan los vientos alisios hacia arriba, lo que lleva a la formación de nubes y lluvias. Es más, sin las montañas, Hawái sería un «desierto», y recibiría sólo unos 431 mm de lluvia al año. 

El arcoíris es un símbolo de transformación y un camino entre la Tierra y el Cielo

Del mismo modo, las altas temperaturas que se registran durante el día favorecen la aparición de estos vientos a última hora de la tarde, dejando ver espectaculares arcoíris en las puestas de sol cuando llueve. 

Por último, hay que tener en cuenta un factor antropológico como es la ausencia de contaminación. Hawái está en un entorno alejado de los grandes núcleos de población por lo que el aire y el entorno está excepcionalmente limpio y los colores emitidos por los arcoíris no sufren ninguna distorsión.  

“En la mitología hawaiana, el arcoíris es un símbolo de transformación y un camino entre la Tierra y el Cielo, como lo es en muchas culturas de todo el mundo y su importancia cultural en el archipiélago se refleja en el idioma hawaiano, que tiene muchas palabras y frases para describir la variedad de manifestaciones. De hecho, existen palabras para arcoíris que se aferran a la Tierra (uakoko), flechas de arcoíris en pie (kāhili), apenas arcoíris visibles (punakea) y arcos lunares (ānuenue kau pō), entre otros”, recalca Businger, sobre la relevancia de estos fenómenos en la cultura hawaiana.