Secciones

Cambio Climático ¿Y si usamos aspiradoras gigantes para absorber el CO2 de la atmósfera?

La idea, planteada por California, es eliminar el exceso de dióxido de carbono en la atmósfera con estas aspiradoras para neutralizar sus emisiones

VÍDEO: ASPIRADORAS GIGANTES DE CO2

El estado de California siempre ha sido unos de los más pioneros a la hora de luchar contra el cambio climático en Estados Unidos. De hecho, durante esta última década, sus emisiones de gases de efecto invernadero han tenido una tendencia a la baja

En 2020 han acabado el año con los objetivos más que cumplidos, ya que las emisiones han estado por debajo de lo que tenían previsto. Aún así, para muchos, el esfuerzo tiene que ser mayor, si se pretende conseguir que las emisiones netas de carbono sean cero para el 2045.

Reducir las emisiones de dióxido de carbono para algunos, tiene que ser prioritario a buscar la manera de extraer los gases una vez emitidos.

El auge de la energía solar y eólica, o la presencia de más vehículos eléctricos e híbridos, definitivamente ayudará a que California consiga ser cada vez más eficiente energéticamente. 

Las energías renovables no serán suficiente

Pero, parte de la comunidad científica y miembros del gobierno estatal, coinciden en que la apuesta por las energías renovables no va a ser suficiente para alcanzar los objetivos. Este punto en el que nos encontramos, parece ser el momento adecuado para implementar la llamada tecnología de ¨secuestro de carbono¨. Uno de los planes previstos es instalar aspiradores gigantes, que eliminen el exceso de carbono o el carbono no deseado.

California se plantea invertir en la instalación de grandes aspiradores capaces de eliminar miles de toneladas de dióxido de carbo de la atmósfera cada año

Extraer carbono de la atmósfera para almacenarlo bajo tierra se ha considerado durante años como un ¨plan B¨ para luchar contra el cambio climático. Ahora que los plazos de acción climática se acercan, y los objetivos deseados están lejos de lo esperado, California se plantea seriamente poner en uso esta tecnología de ciencia-ficción. 

aspiradoras de CO2 california cambio climático
Hay varias empresas desarrollando grandes aspiradores para absorber dióxido de carbono y otros gases de la atmósfera. imagen: ClimeWorks

Si el sistema de aspiradoras de CO2 propuesto comienza a funcionar pronto, capturaría miles de toneladas de dióxido de carbono al año. Después se comprimiría en estado líquido y se enterraría o utilizaría para otras necesidades industriales.

La cuestión es si utilizar aspiradoras gigantes es realmente la mejor manera de hacer bajar las concentraciones de CO2 en la atmósfera. ¿Así se limitaría el calentamiento global a ese grado y medio recomendado por los expertos?

Los expertos en desacuerdo

Mark Jacobson, profesor de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de Stanford, California, y experto en energía ha explicado a eltiempo.es que realmente esa no es la fórmula ideal. Según Jacobson, el coste de esa tecnología y la energía que se tendría que utilizar para ponerla en funcionamiento no compensa. Es mucho mejor invertir ese dinero y esfuerzo en transformar las actuales centrales eléctricas que usan combustibles fósiles (gas, gasóleo o carbón) en nuevas centrales pero de de energía renovable.

Pero si las nuevas tecnologías propuestas no son para algunos la fórmula ideal para limitar la concentración de carbono en nuestra atmósfera. ¿Cuáles pueden ser las alternativas más viables? 

Reducir la deforestación y aumentar la reforestación son fundamentales para eliminar el exceso de carbono que va acumulando la atmósfera terrestre.

Jacobson, y otros expertos apuestan por reducir la llamada ¨deforestación  permanente¨. Hoy en día ocurre de forma masiva en muchos rincones del planeta. Esa sería una manera clara de evitar que se emitan muchos de los gases de efecto invernadero que contribuyen ayudan a aumentar la concentración de carbono y que amplifican el calentamiento global. 

En paralelo habría que apostar por una reforestación a gran escala. Un aumento de la superficie arbórea y vegetal en general, que ayude a aumentar la absorción del exceso de carbono que esta acumulando nuestra atmósfera.