Secciones

Consejos Cómo vestir a los niños en la vuelta al cole

Cuando ya no falta nada para la vuelta al cole, a muchos padres les surge la gran duda de cómo vestir a sus hijos en estos días en los que las mañanas son frescas y luego hace calor. ¿De verano o le pongo capas? Eso si no llueve, porque si llueve ya habrá algún que otro exagerado que hasta le ponga gorro de lana… ¡Y no digamos si suenan campanas de que bajarán las temperaturas! Para no pasarse ni por mucho ni por poco, te vamos a dar unos consejos para vestir a tus niños en función del tiempo y la moda en estos primeros días de cole.

En los días que corren, todo el mundo tiene un smartphone con una aplicación que le dice exactamente la temperatura que va a hacer en su ciudad, en el pueblo de su madre, en el pueblo de su primo, y por supuesto, en el cole. Así que ante todo, ¡infórmate!

Para vestir a los niños debes saber que no son más sensibles al frío que los adultos, sino más bien al contrario, tienden a ser más activos: corren más, saltan más y por ello entran en calor antes que nosotros. Esto no vale para los recién nacidos, ellos regulan peor la temperatura. Por eso, valora si yendo un poco menos abrigado tu hijo irá al cole igual de protegido pero más cómodo. Aún así, abrigarles excesivamente no es malo, en todo caso será desagradable. El sudor quedará en las sucesivas capas de ropa, pero más allá de eso, no es perjudicial.

Estos días con frío en las primeras horas y calor en las horas centrales, no hay mejor truco que las capas. Sí, convertirlo en una especie de cebolla superponiendo capas. Eso sí, que sean capas livianas, que todavía es verano.

Las camisetas interiores de tirantes son una buena opción para mantener el cuerpo del niño caliente si se quita ropa, pero puede que para estas alturas del año sea un poco excesivo, dependiendo de donde vivas. Por encima, una camiseta de manga corta y un jersey fino que se pueda quitar de forma fácil si quiere jugar al sol. Poco a poco habrá que ir haciendo el cambio a la camiseta de manga larga, el abrigo o un jersey grueso cuando el frío se vaya imponiendo más.

Hazte con unas buenas botas de lluvia. Si te has decidido a comprar unos pantalones de buena calidad y resistentes a los juegos más salvajes del patio, te recomendamos que también los protejas bien de los charcos en los días de lluvia. Además, es importante evitar que los niños lleven pantalones con el bajo muy largo porque en ese caso, se mojará en exceso. En este tipo de días, las faldas y las bermudas son muy prácticas.

No te olvides de meterle una gorra en la mochila para las horas de sol en el patio durante septiembre.

¿Crees que nos complicamos demasiado para vestir a los niños para ir al cole? ¿Tienes algún truco para vestirlos en los días con temperaturas tan variables? Compártelo con nosotros aquí o en @TiempoConsejos, ¡síguenos!