Secciones

Actualidad Se vende tierra de Marte a 20 dólares el kilo

Por un módico precio más gastos de envío se puede adquirir este componente del planeta rojo.

Piedras, arena y fragmentos de rocas son, en muchas ocasiones, souvenirs que compramos para recordar un viaje, un encuentro o cualquier otra situación especial. Ahora también, por sólo 20 dólares se puede comprar tierra de Marte o de un cometa. Un artículo único, aunque tiene un pequeño truco. Este material ha sido diseñado artificialmente por un equipo de científicos de la Universidad de Florida para investigar el suelo marciano.

Suelo de Marte a la venta

Suelo de Marte a la venta

“El producto que creamos es uno de los diversos materiales que imitan al regolito – el polvo suelto de grano fino que cubre planetas y asteroides- que simula al suelo de la superficie de Marte o de la Luna y de cometas”, apunta a Eltiempo.es Dan Britt, miembro del Grupo de Ciencias Planetarias de la Universidad Central de Florida y uno de los diseñadores de este proceso de producción.

Esta “tierra espacial” está formada por minerales que se encuentran en los cuerpos celestes pero obtenidos en nuestro planeta. “Los diferentes componentes se encuentran naturalmente en la Tierra, pero nunca los localizas en las proporciones que son comunes en otros mundos”, detalla Britt. La peculiar receta de este regolito ha sido conseguida tras analizar las muestras recogidas  por misiones espaciales como Apolo o el robot Curiosity en Marte.

La idea básica es proporcionar a la comunidad científica un material realista para poder estudiarlo

“La geología y los suelos de la Tierra son el producto de la vida mientras que los suelos de Marte están mucho menos evolucionados y alterados por el agua y el oxígeno”, subraya Britt.

Toneladas de tierra marciana

Por el momento, el grupo de astrofísicos que ha desarrollado este regolito ya tiene más de 30 órdenes, incluido un pedido de más de media tonelada del Centro Espacial John F. Kennedy, en EE.UU. que servirán para investigar las posibilidades de un futuro viaje interplanetario.

Los diferentes componente se encuentran naturalmente en la Tierra, pero nunca en las proporciones  adecuadas

“Si vamos a ir a Marte necesitaremos alimentos, agua y otros elementos esenciales. A medida que desarrollamos soluciones, necesitamos una forma de probar cómo les irá a estas ideas en el planeta rojo. Lleva años llegar al Marte y, una vez allí, no querrías descubrir que tu método no funciona, ¿Qué harías entonces?”, se pregunta Britt.

Según los expertos, tanto en Marte, como en los asteroides, existen distintos tipos de suelo. “En otros mundos, se pueden encontrar suelos ricos en carbono, suelos ricos en arcilla y suelos ricos en sal de un modo similar a los suelos arcillosos o arenosos de la Tierra”, alega Kevin Cannon, otro de los participantes del estudio.

Varios suelos espaciales

A día de hoy, el equipo se encuentra recolectando “ingredientes” para su formulación de otras rocas espaciales, como una simulación del suelo lunar o de otros asteroides, que también se pueden adquirir y que, según explican en un comunicado, “todas las imitaciones producidas en el laboratorio cumplen con los estándares de seguridad de la NASA”. “Con esta técnica, podemos producir muchas variaciones del suelo y aunque la mayoría de los minerales que necesitamos se encuentran en la Tierra, otros son muy difíciles de obtener”, detalla Cannon.

Actualmente, esta simulación de tierra espacial está sirviendo para realizar pruebas de robótica, extracción de recursos como el agua en superficies planetarias o para el aprendizaje sobre el comportamiento de las plantas en futuras misiones a Marte, a los asteroides o a la Luna. “La idea básica es proporcionar a la comunidad de ciencia e ingeniería un material realista para estudiar y probar los avances. De esa manera, los equipos se diseñan para condiciones realistas y tendremos menos sorpresas cuando exploremos nuevos mundos”, defiende Britt.