Secciones

Consejos Cómo usar el aire acondicionado sin arruinarse

Como más puedes ahorrar en aire acondicionado es ¡sin encenderlo! Pero vaya, que con el calor que está haciendo lo que quieres es no apagarlo ni de noche. Ni la sombra te alivia, y tus vacaciones en la playa todavía quedan un poco lejos, y por si fuera poco ¡el calor dentro de casa es insoportable!

Sabemos que cada vez es más complicado permanecer en casa, tanto de día como de noche, sin encender ese aparatito colgado en la pared que refresca tu edad. Pero aquí viene el principal problema: la temida factura.

Encender el aire acondicionado día y noche hará que la factura que llegue al final del verano sea aún más desorbitada. No te preocupes, porque aunque es inevitable que la luz se dispare un poco durante estos meses, te vamos a proponer una serie de consejos para que optimices el uso del aire acondicionado y puedas refrescar tu casa sin dependen exclusivamente de él.

Guía para no gastar demasiado con el aire acondicionado

 

  • Instala un aparato de aire acondicionado eficiente. El equipo menos eficiente del mercado consumirá, aproximadamente, el doble con respecto al más eficiente.
  • ¿De qué potencia? Pues habrá que hacer un estudio de la carga térmica del local a enfriar: metros cuadrados, aislamiento, tipo de acristalado, orientación al sol…
  • Mientras esté el aparato funcionando hay que mantener cerradas puertas y ventanas, ya que facilita el enfriamiento e impide el derroche de energía.
cerrar

Imagen: picasaweb.google.com

  • Ajusta la temperatura entre 24 y 26 ºC. Cada grado menos implica un consumo adicional del 8%. Es suficiente que selecciones 5ºC menos que el exterior para sentir frescor.
  • Apágalo cuando no haya nadie en el local y por la noche ponlo en modo sleep, que apagará el equipo automáticamente después de seis horas.
  • Limpia los filtros al menos una vez al año utilizando agua fría y dejándolos secar a la sombra.

limpieza_filtros

  • Aprovecha las horas de menos calor (por la mañana y por la noche) para ventilar la casa.
  • Llama a un técnico si notas que no sale aire frío pues puede que se haya terminado la carga de líquido refrigerante.
  • Utiliza el horno en las horas de menos calor y alterna el uso del aire acondicionado con el de ventiladores, que son más económicos.

Queremos que estés preparado para soportar el calor asfixiante y que para ello puedas utilizar el aire acondicionado, pero sin arruinarte. Cuéntanos tus trucos o déjanos tus comentarios aquí o en @eltiempoes.

Te puede interesar:

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Además de las indicaciones que aparecen en el artículo, uno de los errores que cometemos con mayor frecuencia es seleccionar en nuestro equipo una temperatura muy baja 19 a 21º o menos, para que el efecto se note lo antes posible.
    Lo ideal para no tener sustos a la llegada de la factura de la luz, es seleccionar en el equipo 2-3º menos que la temperatura de la casa e ir disminuyéndola progresivamente conforme vaya bajando la temperatura de la casa.

    Responder
  • […] Se habla muchas veces de la instalación, comparación de unos y otros equipos, pero son menos las que nos centramos en el mantenimiento de estos sistemas. Profesionales de aire acondicionado son conscientes de que lo que invertimos en energía es cada vez más y nos aconsejan llevar un adecuado control del rendimiento de nuestros aires acondicionados, para evitar así facturas desorbitadas como consecuencia del gasto energético. […]

    Responder
  • […] Se habla muchas veces de la instalación, comparación de unos y otros equipos, pero son menos las que nos centramos en el mantenimiento de estos sistemas. Profesionales de aire acondicionado son conscientes de que lo que invertimos en energía es cada vez más y nos aconsejan llevar un adecuado control del rendimiento de nuestros aires acondicionados, para evitar así facturas desorbitadas como consecuencia del gasto energético. […]

    Responder