Secciones

Actualidad Una mujer muere en el aeropuerto más peligroso del mundo

St Maarten está considerado el aeropuerto más peligroso al sobrevolar los aviones sobre los bañistas que se encuentran en la zona

VIDEO: EL ATERRIZAJE MÁS ESCALOFRIANTE JAMÁS VISTO


Una turista neozelandesa ha fallecido tras ser golpeada por la propulsión de los motores en el aeropuerto internacional Princess Juliana.

En el momento del suceso, la mujer de 57 años estaba observando el despegue de aviones del aeropuerto, situado al sur de la isla caribeña de St Maarten.

El aire propulsado por los motores de un Boeing 737 de la compañía Caribbean Airlines, ha impactado contra la mujer, provocándole lesiones graves en la cabeza. Aunque ha sido trasladada a un hospital, solo se ha podido certificar su muerte.

El aeropuerto más peligroso del mundo

El aeropuerto de St Maarten es conocido en todo el mundo por su peligrosidad, no para los pasajeros, sino para los turistas que se acercan al lugar para ver los despegues y aterrizajes de cerca.

Los aviones que tienen como destino este aeropuerto necesitan aproximarse demasiado a la zona donde se encuentran los bañistas de una playa, por lo que se ha convertido en una atracción para los amantes de las aeronaves.

En St Maarten los turistas buscan el selfie perfecto junto a los aviones

En las redes sociales se pueden ver numerosas fotos y videos de turistas en mitad de la playa dándose un baño mientras los aviones pasan a pocos metros de sus cabezas. Una experiencia para muchos visitantes que buscan el selfie perfecto junto a los aviones.

La pista de aterrizaje se encuentra a solo 50 metros de la playa de Maho, por lo que es habitual que los agentes se paseen por la zona para evitar que los turistas se acerquen demasiado. Las señales de advertencia tampoco han podido evitar que se produzca la desgracia.

  • Esto pasa en LOS RODEOS o en LANZAROTE y nos ponen a parir.Pasa donde ha àsado y se hacen un “selfie” de esos.A esos Holandeses , hay que reconocerlos en “Salou”

    Responder
  • y digo yo para que se ponen enfrente de este aparato hay que tener poco cerebro para ponerse justo enfrente acaso no saben que es peligroso

    Responder
  • De los autores de “Me pongo 6 horas al sol a mediodía para quemarme como un langostino”, llega ahora a nuestras pantallas “Me coloco detrás del reactor de un avión que es mejor que mi ventilador”.
    Dicho de otro modo, con un viejo refrán: donde no hay cabeza, todo se vuelven pies.

    Responder