Secciones

Actualidad ¿Una montaña artificial para conseguir que llueva?

Los países del desierto sufren las severas consecuencias de la sequía. Hambrunas, cosechas infértiles y hasta éxodos masivos de personas son el resultado de temporadas enteras sin una gota de lluvia.

Es por esta razón por la que el Centro Nacional de Investigación Atmosférica de los Emiratos Árabes Unidos ha planteado la construcción de una montaña artificial capaz de atraer a las precipitaciones.

Emiratos Árabes lleva años pensando cómo hacer frente a las fuertes sequías que sufren. Desde «exprimidores» de nubes, a proyectos millonarios para desalinizar el agua hasta un enorme acueducto desde Pakistán. La última idea del país ha sido construir nada más y nada menos que una gran montaña capaz de atraer a las lluvias que tanto esperan.

Un oasis verde en pleno desierto

La superficie plana de la mayoría de los países desérticos ha obligado a Emiratos Árabes a buscar una solución para potenciar la formación de nubes que no se crean de forma natural. ¿El objetivo? Aumentar las lluvias de esta manera y crear una zona verde en pleno desierto que aliviara la sequía que les azota.

Como bien es sabido, las montañas son elementos fundamentales en las lluvias. Éstas permiten que se formen corrientes de aire caliente que, al llegar a alturas más altas, se acaba condensando para formar nubes y posteriormente expulsar lluvia.

Una montaña artificial permitiría construir un oasis artificial en medio de paisajes áridos que podría servir de ejemplo para otras zonas del mundo afectadas por la sequía.

Un proyecto ambicioso

Como todos podemos imaginar, construir una montaña no será una tarea sencilla. Los Emiratos Árabes Unidos han comenzado a financiar este proyecto, pero aún queda mucho trabajo.

Los cartógrafos tienen que analizar el terreno, dibujar los mapas y estudiar el entorno. Es necesario analizar al detalle en qué punto sería idóneo levantar esta montaña artificial, qué tamaño tendría que tener y qué condiciones serían necesarias para que potenciara la precipitación.

Aunque el proyecto es ambicioso, la verdad es que, en caso de llevarse a cabo finalmente, se convertiría en el mayor experimento capaz de modificar el clima regional de un país.

Te puede interesar: