Secciones

Actualidad Último día del verano 2017: un repaso a lo más relevante

El verano de 2017 nos ha dejado muchos fenómenos que recordar: desde olas de calor extremo y sequía a fuertes inundaciones

VÍDEO: ¿CUÁNDO EMPIEZA EL OTOÑO 2017?


El 22 de septiembre damos la bienvenida a una nueva estación: el otoño 2017. Despedimos exactamente a las 22:02 horas el verano 2017, un verano meteorológicamente activo. Los últimos meses del verano han sido húmedos y muy cálidos. No olvidaremos aquellos días de calor por encima de 40ºC y las noches de insomnio. Tampoco las tormentas intensas que han inundado pueblos, aunque esa lluvia no ha sido lo suficiente para llenar los embalses.

Aquí os dejamos un repaso por los acontecimientos meteorológicos más destacados que nos ha dejado este verano:

Termómetros disparados

En julio sufrimos, a partir del día 12 una intensísima ola de calor. Se batieron récords de temperatura máxima jamás registrada en este mes en dos estaciones: Jaén (42.1ºC frente a los 41.6ºC de 1995) y Granada Aeropuerto (45.7ºC en comparación al récord anterior: 43.1ºC en julio de 2015).  Muchas estaciones de la mitad sur superaron temperaturas de 40ºC marcando registros nunca vistos.

Este verano se ha marcado el récord histórico de calor con 46,9ºC en Córdoba

La estación de Montoro (Córdoba) alcanzó los 47,3ºC, superando al anterior récord nacional que se establecía en Murcia con 47,2ºC. Finalmente, se descartó que Montoro ostentase el récord histórico del país porque la estación de medición no es de las más fiables.

El oro se lo llevó Córdoba, con una estación muy segura, que marcó esa misma tarde los 46.9ºC, a la que se le ha dado, el récord de calor jamás registrado en España, descartándose también el de Murcia por el mismo problema.

Noches extremadamente cálidas

En la primera semana de agosto, algunas zonas de las costas mediterráneas registraban temperaturas mínimas extremadamente altas. En algunos casos no bajaban de 30ºC con niveles de humedad por encima del 70%. Varios observatorios han batido su récord de calor nocturno con temperaturas máximas muy altas. Días después, Castellón vivía por ejemplo la noche más fría en julio y agosto desde 1998.

Las DANA

Si este verano hemos aprendiendo un concepto meteorológico ha sido el de DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos).  Los primeros días de julio nos vimos afectados por este fenómeno, especialmente en la zona centro con tormentas muy intensas e inundaciones.

Varios observatorios batieron el récord de lluvia a consecuencia de las tormentas

Madrid duplicó el anterior récord de lluvia en un mes de julio, al igual que otras zonas que alcanzaron máximos históricos como Cuenca, Logroño o Ávila.

A finales de agosto se repitió el mismo fenómeno, lo que provocó un brusco descenso de las temperaturas y pasó por agua los últimos días de vacaciones. El Puerto de Navacerrada (Madrid) recogió el día 28 nada menos que 68 litros. El día 27 Ávila recogió 46 litros, y Alicante-aeropuerto el día 29, la histórica cifra de 43 litros. Todos ellos, récords de lluvia en un día de agosto.

La sequía se agravó pese a las tormentas y se ha convertido en la peor de la última década

Huracanes en el Atlántico

La primera decena del mes de septiembre nos obligó a mirar fuera de nuestras fronteras. Varios huracanes se formaron en el Atlántico. El más virulento de todos fue Irma, que alcanzó Categoría 5, la máxima posible afectando a las islas del Caribe como Antillas, Barbuda, Puerto Rico, República Dominicana, Haití… donde llegó con Categoría 4 a Florida provocando importantísimas pérdidas y decenas de muertes en su trayectoria.

Jose alcanzó Categoria 4 y aunque su trayectoria rápidamente se volvió al océano sin afectar a tierra, si rozó de nuevo zonas como las Islas Vírgenes o Barbuda, que estaban devastadas por Irma.

En estos mismos días coincidió Katia, un Categoría 1 que impacto contra la costa caribeña de México, aunque rápidamente pasó a ser tormenta tropical, dejando también inundaciones y casas arrasadas.

Frío extremo

Mientras en el hemisferio norte sufríamos un calor extremo, en el hemisferio sur pasaban un invierno más que frío. En Chile y Argentina sufrían un invierno muy duro. Santiago vivía una nevada irrepetible desde hacía décadas. Mientras tanto, en Bariloche (Argentina) registraban la temperatura mínima absoluta para ese observatorio, nada menos que 25,4ºC bajo cero.