Secciones

Actualidad Turismo natural y rural: alternativa de viaje preferida tras el COVID

Estamos ante una oportunidad para apostar por un modelo de turismo más sostenible, rural y cercano.

VER MÁS. ¿PODEMOS CONTAGIARNOS DE CORONAVIRUS EN EL MAR O PISCINA?

Tras casi dos meses confinados por el coronavirus, la llegada del buen tiempo y la progresiva desescalada hace soñar a los españoles con las vacaciones de verano. Sin embargo, va a ser con muchas limitaciones, y el turismo rural coge fuerza.

Aunque el turismo será uno de los sectores que más tardará en recuperarse, salir de casa y respirar aire fresco será una necesidad para gran parte de la población.

Los destinos veraniegos van a dar un giro radical y muchos preferirán los desplazamientos cortos para evitar tomar el avión, ahorrarse controles exhaustivos en las fronteras, y visitar a aquellas personas que no han podido ver en todo este tiempo.

Los destinos nacionales cogen fuerza, y con la playa descartada por el temor a aglomeraciones, el turismo rural y natural es el preferido.

¿Momento para apostar por el turismo sostenible?

Cada verano las grandes ciudades costeras se masifican y esta crisis puede ser una oportunidad para apostar por un modelo de turismo más sostenible.

Los españoles van a apostar por un turismo rural y cercano

Los expertos aseguran que vamos a apostar por destinos más estudiados, en lugar de coger el avión a aquel destino random por 10 euros. Se podría decir que estamos más concienciados por el tipo de transporte que elegimos, con quién pasamos esos días y cómo podemos contribuir a sanear la economía española.

Estamos ante una oportunidad para apostar por un modelo de turismo más sostenible.

Es por ello que gran parte de los españoles van a apostar por un turismo rural y cercano. Pueden ofrecer un lugar aislado, la mayoría de las veces en plena naturaleza y libre de aglomeraciones.

Uno de los principales desafíos a los que nos enfrentamos es la convivencia entre los habitantes de los pueblos y los turistas. Los alojamientos rurales no quieren ser los culpables de que el coronavirus llegue a lugares donde hasta ahora no ha habido casos, y esto podría generar una desconfianza hacia la gente que procede de fuera.

VER MÁS. PLAYA, PISCINA O RÍO. ¿DÓNDE PUEDE HABER MÁS CONTAGIOS?

Es por ello que los alojamientos rurales tendrán la obligación de tomar las medidas de seguridad pertinentes, contando con máquinas de ozono para desinfectar, aumentar los turnos de limpieza en las habitaciones o hacer una reducción del aforo.

Los alojamientos rurales pueden ofrecer un lugar aislado, en plena naturaleza y libre de aglomeraciones.

El portal EscapadaRural.com ha realizado una encuesta a más de 17.000 propietarios, y asegura que el aumento de las reservas ha crecido un 122%. Los destinos más solicitados son Andalucía, con un 32% de las peticiones, seguida de Cataluña (21%) y Madrid (9%).

¿Podremos ir a la playa?

Los ayuntamientos costeros ya están elaborando medidas económicas y sanitarias para contrarrestar la caída de la demanda. Mientras en las playas se permite pasear por la arena, el baño y la toma de sol se mantienen prohibidos.

VER MÁS. ¿CÓMO PUEDE AFECTAR EL VIENTO AL CONTAGIO EN LA COSTA?

En las próximas semanas tan restricciones irán a menos, y entre las medidas que se barajan para evitar aglomeraciones están las instalación de barreras, las máquinas de ozono o el aumento de tareas de desinfección, si bien, se desaconseja limpiar las playas con lejía.

Por lo tanto, estamos ante una oportunidad de apostar por un turismo más sostenible, de cercanía, rural, y que suponga una inyección económica a nuestra economía.

VER MÁS. ¿FUNCIONA LA DESINFECCIÓN MASIVA CONTRA EL COVID?