Secciones

Consejos Trucos para aislar las paredes del calor

¿Pasas calor en casa? Sigue estos trucos para aislar las paredes del calor cuando las temperaturas empiezan a subir. ¡Toma nota!

El calor ya está aquí, y sin apenas darnos cuenta hemos pasado de la calefacción al aire acondicionado. Tener altas temperaturas en casa no es agradable y es que entre otras cosas nos dificulta el sueño.

Si quieres mantener tu casa siempre fresca sin necesidad de que tu factura eléctrica se dispare con el aire acondicionado, aquí van algunos consejos para aislar las paredes, ventanas u otras partes de la vivienda.

Cuando una vivienda carece de aislante térmico en la envolvente, en invierno el calor del sistema de calefacción se transfiere rápidamente hacia el exterior y en verano consume más energía, aumentando el coste de calefacción.

Un buen aislamiento en paredes y techo puede llegar a reducir más de un 30% los gastos en refrigeración. Puedes utilizar materiales aislantes de la forma más adecuada a tu situación. Por ejemplo, existen pinturas que reflejan la luz y desvían el calor, así como un sistema de doble hoja cuyas capas están separadas por material aislante.

Además de aislar las paredes del calor, puedes realizar otros pequeños trucos que no cuestan mucho esfuerzo pero sí que los agradeceremos.

5 TRUCOS PARA AISLAR LAS PAREDES DEL CALOR

1 – Utiliza ventanas con doble cristal

¿Sabías que la ventana es el principal lugar por donde se pierde el frío del aire acondicionado? Pon doble cristal en todas las ventanas y notarás como le cuesta más subir la temperatura a la habitación.

2 – Pon burletes en las puertas

No hay nada como sellar puntos débiles por los que se escapa el calor, y uno de ellos es la parte inferior de las puertas. Los burletes sirven para rellenar los resquicios entre las hojas y los marcos. Para las ventanas, los mejores  burletes son los de caucho.

Un buen aislamiento en paredes y techo puede llegar a reducir más de un 30% los gastos en refrigeración

3 – Ventila por las mañanas y por las noches

Los momentos más fríos del día suelen ser la noche y primera hora de la mañana, por eso es muy recomendable ventilar la casa justo antes de acostarnos y nada más levantarnos. Si hay varias ventanas opuestas, la corriente ayudará a ventilar toda la casa de forma más rápida.

4 – Evita dejar encendidas las luces o electrodomésticos

Los electrodomésticos como el horno también emiten calor. Durante el verano es mejor reducir su uso, aunque si nos vemos obligados es mejor evitar las horas centrales del día. Utilizar electrodomésticos altamente eficientes energéticamente favorecerá el ahorro.

5 – Que no falten las plantas

¿Sabías que cuando se evapora el agua de las plantas baja la temperatura ambiente? Un truco es colocar macetas junto a las ventanas. Si tienes una terraza rodéate de plantas, no olvides de regarlas y verás como la temperatura desciende al menos un par de grados.

VÍDEO: ¿TU MÓVIL SE APAGA CON EL CALOR?