Secciones

Actualidad Trashtag challenge: el desafío para limpiar de basura el medio ambiente

El último reto viral desafía a los usuarios a mostrar el «antes y el después» de la limpieza de espacios naturales

Otros lo tiran y tú lo recoges. Es una ecuación muy básica, basada en la solidaridad medioambiental, y que está llamando a la acción a medio mundo. El último reto viral que se está moviendo por la red tiene como protagonista en esta ocasión al medio ambiente.

Ni cubos de agua helada, ni bailes al lado del coche ni llamamiento a subir imágenes antiguas para revivir nuestra adolescencia. El Trashtag Challenge, tal y como se ha acuñado a este último desafío, es ‘ecofriendly’ y busca la limpieza de nuestro planeta.

¿En qué consiste? Es muy sencillo. El desafío busca hacer un llamamiento para que todos salgamos a recoger la basura de los espacios públicos y naturales: desde los almacenados en tu ciudad, hasta los que te encuentres en la playa o de paseo por la montaña.

El desafío busca hacer un llamamiento para que todos salgamos a recoger la basura de los espacios públicos y naturales

La dimensión «social» del movimiento consiste, en esta ocasión, en que se compartirá a través del hashtag (#trashtag) el «antes y el después» del paisaje tras su limpieza. Así se puede evidenciar de forma más explícita el cambio producido por un sencillo gesto como este.

Y la parte «viral» del asunto viene promovida principalmente por el aluvión de caras conocidas que se han sumado al reto. Quizá la más reseñable haya sido la acción del modelo Jon Kortajarena que, junto a Greenpleace, se lanzó a la Playa de Ereaga, en el País Vasco, con un saco al hombro para limpiarla de cualquier tipo de plástico.

https://www.instagram.com/p/Bu1EfAMFm4t/?utm_source=ig_embed

¿De dónde viene el challenge Trashtag Challenge?

El último reto que se mueve por Internet tiene un nombre no casual. Su denominación hace referencia a trashbag, las bolsas para recogida de basura cambiando bag por tag, término más común en redes sociales. 

En un momento en el que la conciencia medioambiental está en plena explosión, principalmente entre el colectivo más joven -tras el #FridaysForClimate celebrado el pasado 15 de marzo-, el
Trashtag Challenge ha tenido una sorprendente acogida en redes.

Miles de fotos han sido etiquetadas con este hashtag en Instagram, Twitter y Facebook en todas las partes del mundo. Gracias a ellas hemos podido ver cómo gente en solitario o grupos de personas se han movilizado para limpiar espacios de lo más diversos.

Desde playas contaminadas de residuos y plásticos de Bombay (India) en donde se recogieron toneladas de basura, a iniciativas de particulares más modestas pero igualmente efectivas.

https://www.instagram.com/p/BvEdFhPhmot/

El plástico, en el punto de mira

El Trashtag Challenge pone su foco en cualquier tipo de contaminación humano que ponga en riesgo la salud el planeta. Pero lo cierto es que todas las miradas están puestas en los últimos meses en el plástico, el residuo que más daño está haciendo al medio ambiente.

Cada año llegan al océano unos 9 millones de toneladas de residuos plásticos desde regiones costeras. Algunos elementos pueden tardar cientos de años en biodegradarse. Muchos terminan siendo ingeridos por las especies marinas al confundirlos con comida.

Miles de aves y criaturas del mar mueren cada año por la ingesta de residuos plásticos. Por no hablar del gran número de microplástico que el humano ya ingiere procedentes del pescado. El efecto en los humanos por comer pescado que contenga plástico aún se desconoce.

Eltiempo.es se une al reto

Fieles a su compromiso medioambiental, el portal de meteorología Eltiempo.es se ha sumado al Trashtag Challenge para movilizar y dar a conocer esta iniciativa entre sus usuarios.

https://www.instagram.com/p/BvMOZ6xnBSb/

Un equipo de eltiempo.es se trasladó a una zona de Arroyomolinos (Madrid), donde efectuó las tareas de limpieza de residuos en una zona cercana al Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama.

Botellas, latas, restos de comida y todo tipo de deshechos plásticos terminaron en bolsas de basura clasificadas por residuos que fueron correctamente depositados en contenedores. Quedando así el «antes y el después»:

https://www.instagram.com/p/BvMPTbAnv7P/