Secciones

Actualidad La tormenta tropical Hermine amenaza Florida

Florida se prepara para recibir la tormenta tropical Hermine este mismo jueves, aunque las últimas predicciones apuntan a que antes de tocar la costa noroeste del estado pueda ser ya un huracán categoría 1 con vientos sostenidos de más de 120 km/h.

Hace unos días no había indicios de que la Depresión Tropical 9 se fuera a convertir en esta nueva tormenta tropical, pero un giro de 180 grados, ha llevado a Hermine a alejarse de una zona de aire más seco que dificultaba su desarrollo hacia un entorno mucho más húmedo e inestable.

La tormenta tropical Hernine apunto de convertirse en huracán categoría 1 esta mañana del jueves 1 de septiembre mientras se acerca a la costa noroeste del estado de Florida.

Poca cizalladura de viento en altura y unas aguas del Atlántico entorno al sudeste de Estados Unidos que superan los 30oC, están empezando a alimentar a Hermine hasta el punto que durante los próximos días, aunque la tormenta se mueva por tierra seguirá siendo cada vez más intensa.

Trayectoria e intensidad de Hermine prevista por el Centro Nacional de Huracanes. Antes de llegar a tierra firme podría ser ya un huracán con vientos de más de 120 km/h.

Hoy se espera que la tormenta genere grandes olas y descargue mucha agua. En algunas zonas de la costa noroeste de Florida, desde Tallahassee hasta Tampa Bay, se pueden acumular hasta 2000 litros por metro cuadrado durante estos próximos tres días. A parte de la lluvia y el viento, la situación es favorable para que entorno a la tormenta tropical o huracán, si llega a tener esa categoría, se formen devastadores tornados.

Temperatura del agua de la superficie del océano. En algunas zonas del Golfo de México y frente a las costas orientales de EEUU las temperaturas superan los 30 C.

Una vez atraviese el estado de Florida está previsto que Hermine cruce el estado de Georgia para luego recorrer de sudoeste a nordeste las dos Carolinas y luego atravesar Virginia, Maryland y Delaware antes de zambullirse en las cálidas aguas del Atlántico donde podría reforzarse antes de volver a tocar tierra. ¿Nueva York? ¿Boston? … aún no está definida la ruta exacta pero no se descarta que alguna de estas ciudades noten el paso del huracán a principios de la semana que viene.

Este primer fin de semana de septiembre, es de los pocos largos que disfrutan en Estados Unidos ya que el lunes se celebra el día del trabajador. Un fin de semana que para muchos habitantes del sudeste y este del país va a estar marcado por intensas lluvias, fuertes vientos y algún que otro tornado.