Secciones

Consejos Tips para ser un ‘comprador sostenible’ cuando vas al súper

¿Cuando vamos al supermercado te tomas un tiempo en ser un comprador sostenibles?Sigue estos consejos para llegar a serlo.

Cuando vamos al supermercado a hacer la compra de la semana buscamos ahorrar dinero, sin embargo, no nos tomamos el mismo tiempo para ser ecológicos. Con una serie de medidas podemos cuidar el planeta y ayudar al medio ambiente.

1 – Lleva bolsas de tela en lugar de usar las de plástico

En vez de comprar bolsas de plástico cada vez que pases por caja, es recomendable llevar desde casa bolsas de tela con las que puedas llevar tu compra. De esta forma evitas utilizar bolsas de usar y tirar y aprovechas las que son más duraderas.

2 – Compra ropa de segunda mano

En lugar de comprar ropa nueva, piensa en opciones de segunda mano y recicla tus atuendos no deseados. Los diferentes tejidos habituales, sobre todo las fibras sintéticas, suelen estar tratados con muchos productos químicos muy contaminantes.

Si optamos por reciclar, hay plantas de reciclaje, dedicadas a esta función en las que separan la ropa reutilizable, para destinarla al mercado de segunda mano, de la ropa en mal estado.

botellas de plastico contaminacion

3 – Comprueba de dónde procede la comida

¿Sabías que cuanto más ha viajado la comida, mayor es el impacto sobre el medio ambiente? Comprueba desde donde provienen los alimentos hasta que llega a tu plato.

En el supermercado podemos poner nuestro granito de arena para cuidar el planeta y ayudar al medio ambiente.

Esto se debe a la contaminación y emisiones de dióxido de carbono que provienen de los vehículos que transportan los alimentos. Si decides comprar alimentos en las tiendas que almacenan productos de los agricultores locales puedes reducir el kilometraje de sus alimentos.

compra sostenible

4 – Evita que te lleven la compra a casa

Si en el anterior punto buscábamos que los alimentos recorran una menor distancia, una forma de reducir el kilometraje cuando estás en el supermercado es llevar tú mismo la compra. Si evitas la compra online eliminas los viajes de reparto y las emisiones de carbono al utilizar una furgoneta para múltiples compradores.

5 – Más vegetales, menos carnes

Un alimento de origen animal consume mucho más agua que un vegetal. Por ejemplo, por cada kilo de carne de ternera se consume 15.000 litros de agua; mientras que por cada kilo de naranjas 560 litros de agua. De ahí que dietas como la flexiteriana se estén imponiendo en muchos países, como Reino Unido.

VÍDEO: SE PUEDE VIVIR SIN UTILIZAR PLÁSTICO. ESTA PAREJA LO DEMUESTRA