Secciones

Actualidad Tiempo para reflexionar: la cárcel es el destino actual de 1.200 viajeros

Un solo error, una sola imprudencia al volante puede cambiarlo todo para siempre. El exceso de velocidad, el consumo de alcohol y drogas, y el uso del móvil son las infracciones más frecuentes y más graves en las carreteras españolas

El descanso, la tranquilidad y la desconexión son sensaciones que muchos viajeros buscan durante sus vacaciones. Unas sensaciones que la cárcel ofrece a los 1200 viajeros que cumplen pena de prisión por delitos contra la seguridad vial. Aunque no fuera su destino elegido,

La conducción bajo los efectos del alcohol u otras drogas o la velocidad excesiva están detrás de estas condenas penales. Y si, además, causan muertos o heridos graves, se considera un comportamiento de “especial negligencia” que puede elevar la pena hasta los 9 años de cárcel para el conductor.

Para aumentar la conciencia social en materia de seguridad vial y responsabilidad de los viajeros por carretera, la DGT ha puesto en marcha la campaña Top Vacacional, con la que informa a todos los usuarios de las carreteras que la cárcel puede ser un destino no deseado en el que también se puede conseguir soledad, aislamiento y desconexión ya que un solo error o una imprudencia puede cambiarlo todo.

El 60% de las condenas, por alcohol y drogas

Entre los delitos contra la seguridad vial, el más frecuente es el consumo de alcohol y drogas antes de ponerse al volante. Según los últimos datos publicados por la Fiscalía General del Estado, de los más de 110.000 procesos penales abiertos por este tipo de delitos, más del 60% tienen relación directa con este consumo.

Por otra parte, desde la última reforma del Código Penal, el abandono del lugar del accidente por el conductor que lo ha causado se considera un delito independiente, sin estar sujeto a la infracción o imprudencia cometida, lo que supone prisión de hasta 4 años y privación del derecho a conducir. Este abandono se contempla como una falta de solidaridad con las víctimas.

Otras conductas temerarias al volante

Otras infracciones como utilizar el móvil mientras se conduce, circular a velocidad excesiva o no usar el cinturón de seguridad agravan el riesgo de accidente y de lesiones y, por tanto, pueden conllevar un aumento de la condena.

En este sentido, una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios, refleja datos muy preocupantes: más de la mitad de los conductores afirma que ha circulado por encima de la velocidad recomendada, cuatro de cada 10 ha consumido alcohol antes de conducir y el 12% reconoce no utilizar el cinturón de seguridad en trayectos cortos.

Sobre el uso del móvil, la cuarta parte de los encuestados hablan sin «manos libres» mientras conduce, y el 17% lee mensajes o consulta las aplicaciones.