Secciones

Consejos Temporada de setas 2017: ¿cómo se espera?

¡La temporada de setas ya está aquí! ¿Cómo se espera esta campaña y hasta cuando durará?

La llegada del otoño marca el comienzo de la temporada de setas por excelencia y la meteorología juega uno de los papeles más importantes. ¿Cómo serán este año las condiciones para que nuestros bosques produzcan setas?

Este mes ha arrancado la temporada de setas marcada por la sequía que estamos sufriendo desde hace meses. Lo ha hecho con 20 días de retraso y se espera que se alargue hasta diciembre debido a las altas temperaturas que se esperan durante el otoño.

Aún así, en el computo global se espera una producción similar a la del año pasado, de unos 60 kilos por hectárea, eso sí, lejos de los 200 que se produjeron en 2014.

Las setas necesitan que los suelos estén bien húmedos como resultado de las lluvias abundantes, pero estas deben de haber caído varios días, es decir, que no es suficiente con que llueva mucho en un solo día.

Las setas tardan en salir unos 21 días tras las abundantes lluvias,  aunque algunas variedades como los níscalos lo pueden hacer a los 40 días.

La sequía ha retrasado una temporada de setas 2017 que se espera discreta

Una vez que el suelo ya está húmedo, las setas necesitan para desarrollarse temperaturas frescas y sin cambios bruscos en el termómetro, sin heladas, menos horas de sol y poco viento. Los especialistas han calificado la próxima temporada de normal, si bien, zonas como el Pirineo podrían estar por debajo de la media.

¿Cómo diferenciar las setas venenosas?

A pesar de que las setas son un manjar, son muchas las personas que no se lanzan al campo por desconocimiento. Ante la duda siempre es mejor no consumirlas, y no son raros los casos de intoxicación e, incluso, muerte tras haber ingerido algún ejemplar de seta venenosa.

Setas venenosas más comunes:

Amanita muscaria: A veces se pueden confundir con las coloridas e inofensivas setas de los gnomos. Su consumo puede provocar efectos neurotóxicos de consecuencias muy graves.

Amanita phalloides: Es la causante del mayor número de intoxicaciones, con un veneno tan potente que puede matar a un ser humano en pocas horas.

Boletus satanás: Su nombre lo dice todo. Consumirla puede producir síntomas tan desagradables como dolor intestinal, fiebre y vómitos.

Cortinarius: Sus efectos pueden aparecer incluso una semana después de comerlas, por lo que son especialmente peligrosas. La característica común a todas sus especies, es que poseen una especie de tela de araña, a modo de cortina.

VIDEO. ¿CÓMO DISTINGUIR LAS SETAS VENENOSAS?