Secciones

Actualidad Teletrabajo con calor: pautas para no morir en el intento

El aumento de las temperaturas, la luz de sol más intensa o la falta de ventilación pueden perjudicar el rendimiento laboral de los trabajadores.

La actual pandemia provocada por el coronavirus ha obligado a muchos empleados a teletrabajar desde sus casas. Unos entornos que en muchas ocasiones no estaban preparados de forma adecuada para realizar las tareas habituales durante su jornada laboral.

Ahora, con la llegada el fin de la primavera y el calor, las altas temperaturas en las casas pueden perjudicar el rendimiento de los trabajadores al no disfrutar de un entorno ni ambiente óptimo.

Por ello, desde Eltiempo.es te ofrecemos una serie de pautas para poder realizar el teletrabajar con calor y altas temperaturas sin morir en el intento.

Crea un espacio adecuado

A la hora de teletrabajar desde casa, es fundamental crear un espacio de trabajo adecuado para evitar distracciones. En este sentido, lo más adecuado es definir un espacio de la casa para trabajar, siempre que sea posible. Este lugar debe tener una luz adecuada, ser cómodo para la salud y estar ventilado.

Una temperatura óptima

Trabajar con calor, ya sea en casa o en el hogar, puede provocar diferentes problemas de salud y malestar tales como la deshidratación, el agotamiento, el golpe de calor, e incluso agravar ciertas patologías cardiovasculares o respiratorias, entre muchas otras. Por ello, es necesario teletrabajar en unas condiciones de temperaturas adecuadas de entre 20ºc y 25ºc grados.

como combatir el calor en casa

Hay múltiples maneras de conseguir una temperatura agradable para teletrabajar. La primera de ellas es disponer de un ambiente ventilado, sin incidencia del sol, para que la propia brisa del aire regule la temperatura. Además, también se puede recurrir a sistemas de climatización o ventiladores para bajar la temperatura de la estancia en la que se realiza el teletrabajo.

Evita la luz del sol directa

En esta época del año, estar expuesto de forma directa a la luz del sol aumenta de forma muy notable la sensación térmica y por tanto de calor. Debido a ello, siempre que sea posible, el espacio de casa que se vaya a dedicar al teletrabajo tiene que tener la suficiente luz pero se debe evitar la incidencia directa de la luz del sol. Con ello, se reducen el cansancio de los ojos, al tener que regular menos la luz que incide en ellos, y la temperatura.

sol-piel-verano-coronavirus

Además, el sol también calienta el resto de estancias del hogar por lo que el cerramiento de las ventanas o el aislamiento de los muros de la vivienda son factores que determinan en gran medida el grado de confort térmico de una casa tanto con temperaturas bajas como con temperaturas elevadas.

Mantener una correcta hidratación

Ante la sensación de calor, uno de los mejores reguladores térmicos es la hidratación, preferentemente de agua. En este aspecto, lo más adecuado es beber agua de manera frecuente a pequeños sorbos cada media o una hora para completar los más de dos litros de agua recomendados al día.

botella-de-plastico-alternativas

Gracias a una adecuada hidratación, nuestro organismo funcionará mejor, también regulando el exceso de calor por lo que tener a mano una botella, un vaso lleno de agua, en tu entorno favorecerá que se beba de forma frecuente sin tener que esperar a tener sed y evita teletrabajar con calor.

Ajusta las comidas

Al pasar más tiempo en casa, muchas personas tienen la necesidad de acudir de forma mucho más frecuente a picar algo. Además, otros muchos han optado por cocinar más elaborado y hacer comidas mucho más copiosas.

alimentos-dieta-flexitariana

Para reducir la sensación de calor y sofoco provocada por las altas temperaturas, se recomienda que durante el horario laboral, igual que, en la oficina, las comidas no sean muy abundantes ni contundentes. Con ello, se reduce el tiempo de digestión y el organismo trabaja de una manera más cómoda reduciendo la sensación de agotamiento y calor.

Planificación y horario flexible

De todos modos, para evitar teletrabajar con calor, en función de las particulares de cada uno, lo mejor es realizar una planificación adecuada tanto de las tareas laborales, como de las tareas del hogar. Así, en el caso de que en casa haga un calor excesivo, es mejor realizar el teletrabajo a primera hora de la mañana siempre y cuando las tareas lo permitan.

Además, al estar en casa también se puede gozar de un horario mucho más flexible que permite realizar todos los trabajos en distintos horarios.