Secciones

Consejos Tipos de nubes: te enseñamos a identificarlas

Maravillados nos quedamos muchas veces al mirar al cielo y descubrir las impresionantes formas de las nubes. Nos invade la curiosidad de saber más sobre ellas, y por eso te vamos a contar todo lo necesario para identificarlas.

¿A qué se deben sus colores?

Las nubes son blancas porque cuando en sus pequeñas gotitas de agua o hielo incide la luz del Sol, esta se dispersa en todos los colores por igual y llega a nuestros ojos como luz blanca. Sin embargo, cuanto más cargadas de agua estén más luz solar filtrarán y parecerán más oscuras.

Al atardecer las nubes se vuelven rojas y naranjas debido a la absorción del azul en la gruesa capa atmosférica que los rayos de luz tienen que atravesar en los momentos crepusculares.

tiposdenubes

Nubes en función de la altura. Imagen: www.pasionporvolar.com

Tipos de nubes

 

  • Cirros. Nubes separadas, en forma de filamentos blancos y delicados, de aspecto fibroso o sedoso, o ambas cosas a la vez, formadas por cristales de hielo, que le dan su peculiar aspecto.

Cuando se presentan aislados son síntoma de buen tiempo, pero si avanzan organizados y aumentando progresivamente indican un cambio inminente del tiempo: algún frente o borrasca se aproxima.

cirrus Cirros

  • Cirrocúmulos. Capa delgada de nubes blancas, sin sombras propias, compuesto de elementos muy pequeños en forma de gránulos, mezclados o separados, dispuestos más o menos regularmente (a veces según bandas que cruzan el cielo, dándole aspecto de “cielo aborregado”).

Salvo si aumentan considerablemente con el paso del tiempo, no suelen indicar cambio de tiempo. Otras veces aparecen asociados a corrientes en chorro a gran altura.

cirrocumulus

Cirrocúmulos

  • Cirrostratos. Género de nubes en forma de velo blanquecino y transparente, de estructura fibrosa o lisa, que cubren de modo total o parcial el cielo. Este tipo de nubes suele producir un halo solar o lunar.

Los cirrostratos suelen anunciar cambios, se acerca un frente cálido y aumentan su espesor según este avanza.

cirrostratus

Cirrostratos

  • Altocúmulos. Capa de nubes blancas o grises, o de ambas tonalidades a la vez, con sombras propias, y compuesto por láminas, masas redondeadas, rodillos, etc., que pueden estar unidas o no, y de aspecto a veces difuso.

Los altocúmulos aislados son indicadores de buen tiempo. Cuando van en aumento o mezclados con altostratos indican la proximidad de un frente o una borrasca, y en tales casos pueden desprender precipitaciones débiles.

tipos de nubes altocumulus

Altocúmulos

  • Altostratos. Capa nubosa, grisácea o azulada, con aspecto estriado, que cubre el cielo total o parcialmente, presentando partes delgadas que permiten ver vagamente el Sol.

Están asociados a frentes cálidos y suelen dejar lluvias débiles continuas.

tipos de nubes altostratus

Altostratos

  • Nimbostratos. Nubes densas de color gris oscuro, cuyo aspecto se hace difuso por la caída de precipitación. El notable espesor en todas sus partes oculta la visión del Sol.

Están asociados a los frentes cálidos y suelen ocasionar lluvias continuas.

tipos de nubes nimbostratus

Nimbostratos

  • Estratocúmulos. Manto de nubes grises o blancas, o de ambos colores a la vez, que tienen casi siempre partes oscuras, y con forma de pesados rodillos o masas globulares alargadas, de aspecto no fibroso, y dispuestas según largas bandas paralelas que cubren todo o gran parte del cielo.

No indican cambios de tiempo y se asocian al buen tiempo cuando en verano aparecen a media tarde.

tipos de nubes stratocumulus

Estratocúmulos

  • Estratos. Capa nubosa gris y uniforme, sin forma particular, ni estructura, que por lo general cubre completamente el cielo.

Cuando producen nieblas suelen estar asociados a tiempo anticiclónico. Si aparecen debajo de los altostratos o nimbostratos se asocian a un frente cálido y pueden dejar lloviznas.

estratus

Estratos

  • Cúmulos. Nubes aisladas, por lo general densas, y de contornos bien delimitados, que se desarrollan verticalmente en forma de torres con forma de coliflor. Estas nubes suelen ser de un blanco brillante arriba y algo oscuras en su base, casi perfectamente horizontal.

Los cúmulos corresponden al buen tiempo cuando hay poca humedad ambiental y poco movimiento vertical del aire. En el caso de existir una alta humedad y fuertes corrientes ascendentes, los cúmulos pueden adquirir un gran tamaño llegando a originar tormentas y aguaceros intensos.

cumulus

Cúmulos

  • Cumulonimbos. Nubes densas y grandes, de gran desarrollo vertical, en forma de torres gigantescas, cuyo extremo superior es liso o fibroso, y casi siempre achatado con forma de yunque.

Producen casi siempre tormenta con precipitaciones en forma de lluvia o granizo.

cumulonimbus

Cumulonimbos

Estos diez géneros se excluyen mutuamente y se subdividen a su vez en catorce especies y nueve variedades. Pero a lo mejor ya es demasiado por hoy, uno se puede desesperar un poco con tanto nombre pero como todo, es cuestión de ir cogiendo práctica. 😉

Te puede interesar:

Imágenes: www.srh.noaa.gov

  • […] Nuria Casabella en El Tiempo […]

    Responder
  • Pues sí, ya fue demasiado por hoy. Gracias.

    Responder
  • Que bonitas fotos, sería interesante conocer el origen de los altocumulos y cirrocumulos.
    Yo tengo 50 años y en mi juventud jamas vi ese tipo de nubes. Simplemente, no existían.
    Tendrá algo que ver con la Geoingeniería…?

    Responder
  • Muchas gracias Nuria por enseñarnos a interpretar lo que nos dicen las nubes del tiempo que nos va a hacer gracias

    Responder
  • Francisco que no te engañen, todas esas nubes las han inventado hace muy poco para tapar la geoingenieria. Nos fumigan sin cesar para manipular el clima, los que están por encima de los gobiernos. Todo es una tapadera. Los medios de comunicación nunca dirán estas cosas porque sino pierdes su trabajo. No hace falta ser muy listo para mirar al cielo y darse cuenta de que las estelas que nos fumigan diariamente no son normales. Buscad información.

    Responder
  • Hace unos 30 años me preguntaron en uno de mis exámenes de Ciencias Sociales de EGB…por los cumulonimbos…por los cirros… No hay necesidad de usar cualquier documento, como éste…en mi opinión tan bien expuesto, resumido y de alta calidad…para hacer demagogia de la geoingeniería… Muchas gracias Nuria, realmente un artículo muy interesante.

    Responder
    • Muchas gracias Ana! 🙂

      Responder
  • Bonito articulo, lastima que alguna gente confunda las comtrails que dejan los aviones con alguna conspiracion judeo-masonica y haga caso a gente que solo quiere vender libros. Abria que recurir una vez mas a al navaja de Ockham, y aceptar que lo que vemos no son mas que estelas de condensacion causadas por una baja presion a gran altitud (como sabemos cualquier ingeniero aeronáutico), y no un plan retorcido de los gobiernos para que hagamos sabe dios que.

    Responder
  • Una cosa no quita la otra, que se han hecho experimentos con la población por parte de los gobiernos, no es para vender libros, está desclasificado y se puede leer, y las empresas privadas también lo han hecho para beneficiarse del clima y generar beneficios, podemos creer que ya no lo hacen o que lo siguen haciendo, hayá cada uno, ya se verá con el tiempo. Pero eso no es escusa para que haya una megaconspiración de invertarse nombres de nubes que antes no existían jaja, al menos eso opino, pueden ampliarse los conceptos, cambiar nombres… pero creo que no hay que volverse tan desconfiados.

    Me ha gustado el artículo, muy resumido y didáctico, mi enhorabuena Nuria 😉

    Responder
  • Lo que quieren es “que no hagamos nada” y que no pensemos y que veamos como normales nubes en forma de flecos, de plumas y de rayas, estelas de aviones, claramente. Lo que hacen es quitarnos la lluvia para especular con el agua (que privatizan). El dinero mueve al mundo. Alguna duda acerca de eso???

    Responder
  • Enhorabuena Nuria, se ve que te gusta tu trabajo y transmite esa pasión, gracias por enseñarnos y hacer que nosotros y nuestros hijos miremos las nubes de otra manera.

    Responder
  • No vayáis inventando por favor. Esto no es cosa de conspiranoicos en absoluto.La manipulación del clima la llevan a cabo desde los años 40….. Incluso el Real Decreto de 1986 de la Boe lo dejan bien claro que se puede manipular el clima.Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, por el que se aprueba el Reglamento del Dominio Público Hidráulico.Artículo 3.º

    1. La fase atmosférica del ciclo hidrológico sólo podrá ser modificada artificialmente por la Administración del Estado o por aquellos a quienes ésta autorice (art. 3 de la LA).

    ¿Ahora qué me decís a esto? ¿todavía pensáis que no se puede manipular el clima? Mentirólogos….

    Responder
  • No vayáis inventando por favor. Esto no es cosa de conspiranoicos en absoluto.La manipulación del clima la llevan a cabo desde los años 40….. Incluso el Real Decreto de 1986 de la Boe lo dejan bien claro que se puede manipular el clima.Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, por el que se aprueba el Reglamento del Dominio Público Hidráulico.Artículo 3.º

    1. La fase atmosférica del ciclo hidrológico sólo podrá ser modificada artificialmente por la Administración del Estado o por aquellos a quienes ésta autorice (art. 3 de la LA).

    ¿Ahora qué me decís a esto? ¿todavía pensáis que no se puede manipular el clima? Mentirólogos….

    Responder