Secciones

¿Sabías que...? La otra cara del calor: el deshielo, la crecida de los ríos y sus desbordamientos

  • Las previsiones indican que la situación tiende a normalizarse
  • La subida de las temperaturas provocará un rápido deshielo
  • La nieve ayuda a paliar la sequía aportando agua a los embalses en primavera

La crecida del río Ebro ha sido noticia durante el pasado fin de semana, y no ha sido para menos. Se trata de la tercera crecida más importante de los últimos 21 años (tras las de 2015 y 2003), según los datos de SAIH Ebro (Sistema Automático de Información Hidrológica). Y es que,la tarde del domingo día 15, en Zaragoza el nivel del río creció hasta los 5.36 metros de altura.

Los daños provocados y las pérdidas económicas son muy significativos. El río se ha desbordado anegando cultivos y granjas y ha provocado la muerte de una persona al intentar cruzar un afluente. Las previsiones indican que en las próximas horas la situación se irá poco a poco normalizando. De momento, siguen con aviso en Zaragoza, al igual que en el Bajo Ebro.

Estas crecidas se deben a las cuantiosas lluvias que han afectado al nordeste peninsular en los últimos días, especialmente a La Rioja, Navarra y Aragón, yendo todo este agua a parar a la cuenca del Ebro.

En la cuenca del Ebro la nieve puede suponer hasta un 25% de todo el agua que se incorpora a la red fluvial.

Esta semana, además tendremos un fuerte ascenso de las temperaturas, que dejará valores superiores a los 20ºC en la zona. Esto se traducirá en un  rápido deshielo típico de la primavera. En nuestros sistemas montañosos todavía acumulamos grandes cantidades de nieve recogidas a lo largo de este invierno. No olvidemos el importante papel que juega la nieve en el ciclo del agua, que ayuda a mejorar el estado de los embalses cuando ya no llegan tantos sistemas frontales dejando lluvia.

El deshielo tiene asociados algunos inconvenientes. Las rápidas crecidas de los ríos de nuevo podrían hacer saltar los avisos. Otro peligro asociado son los aludes o avalanchas de fusión en la montaña que desplazan grandes masas de nieve.

Te puede interesar:

  • Ufff…cuantas desgracias!!!
    La geoingenieria climatica la esta liando parda.

    Responder
  • Me parto de risa. El desbordamiento actual del Ebro no tiene absolutamente nada que ver con el deshielo. En las montañas hace todavía frío y el deshielo todavía no ha comenzado. Simplemente los embalses están llenos y no tienen más capacidad para retener el agua.
    Pero claro no dejes que la verdad te estropee un gran titular.

    Responder
  • Que titulares….que exagerados….mentid, mentid que algo queda.
    Lo horrible es el subidón de tempetaturas….volvemos a ser desierto ya mismo.

    Responder