Secciones

Consejos ¿Son las bufandas y las manoplas grandes difusoras de COVID-19? Los expertos opinan

Claves para entender cómo las prendas de abrigo pueden influir en la propagación del coronavirus.

La llegada de las bajas temperaturas ya es una realidad en muchos puntos de España. En zonas del interior de la península ibérica y en áreas montañosas ya se han registrado temperaturas bajo cero, heladas y nevadas propias de finales del otoño.

Ante esta situación, la ropa de abrigo toma un protagonismo para combatir el frío. Pero ante la pandemia provocada por el coronavirus, ¿cómo pueden influir las bufandas, las manoplas o los guantes a la difusión y propagación de la COVID-19?

Según los expertos, la utilización de estas prendas puede incrementar los contagios si no se toman las medidas adecuadas.

“Tenemos que tener cuidado cuando se trata de guantes, ya que con estas prendas se tocan las cosas y pueden transmitir todo aquello que se encuentra en las superficies por las que han pasado”, apunta Dasantila Golemi-Kotra, profesora asociada de la Universidad de York, experta en biología molecular, celular y química de las infecciones microbianas. 

El riesgo de contaminación podría ser mayor con guantes que con nuestras manos desnudas

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca que la principal vía de transmisión de la COVID-19 es a través de las gotitas respiratorias que una persona infectada emite al hablar y respirar. No obstante, si estas partículas caen en ciertas superficies, las contaminan por lo que, al tocarlas con la mano, un guante o una manopla, pueden contribuir a transmitir el virus si después nos tocamos la cara.

“El coronavirus también puede propagarse después de que las personas infectadas estornuden, tosen o toquen superficies u objetos, como mesas, picaportes y pasamanos ya que otras personas pueden infectarse al tocar estas superficies contaminadas y luego tocarse los ojos, la nariz o la boca sin haberse lavado las manos primero”, apuntan desde la OMS

Acumulación de partículas

En el caso concreto de las bufandas, este tipo de prendas suelen acumular muchas partículas que producen durante la respiración tanto de la persona que la lleva puesta como de las personas con las que ha podido entrar en contacto. Por ello, se debe tener especial cuidado con este tipo de prendas. “Hay que ser muy consciente de que se lleva una bufanda, especialmente cuando no la quitamos ya que no se debe dejar en cualquier lugar porque puede ser un punto potencialmente contaminado”, explica Golemi-Kotra. 

guantes-bufanda-coronavirus-covid (2)


De todos modos, hay que tener en cuenta que el principal riesgo se encuentra en los espacios cerrados, la transmisión aérea y en las superficies contaminadas sin las medidas de higiene recomendadas.

“Las manoplas suelen ser de una tela suave y la COVID-19 no sobrevivirá mucho tiempo en este tipo de material, pero también es cierto que están tocando superficies donde el coronavirus podría estar presente mucho más tiempo”, advierte Colin Furness, epidemiólogo de enfermedades infecciosas quien considera que el aspecto más importante de la transmisión de esta enfermedad es la transmisión aérea, no este tipo de prendas para el frío.

Nos preocupa más el aire compartido, no creo que tengamos que pasar tanto tiempo preocupándonos por guantes y bufandas”, apunta este experto. 

Consejos para limpiar la ropa de abrigo

No obstante, lo más adecuado es limitar al máximo las superficies que se tocan y llevar una higiene muy regular de las prendas como los guantes y las bufandas, especialmente si se han usado en espacios en los que se ha estado en contacto con muchas personas o de gran afluencia de gente. 

Una lavadora es la apuesta más segura y eficaz

“El riesgo de contaminación podría ser mayor con guantes que con nuestras manos desnudas, ya que nos lavamos y desinfectamos nuestras manos con mucha más frecuencia que nuestros guantes por lo que hay que tener cuidado de no tocarse la cara con los guantes”, subraya Golemi-Kotra.

Para evitar esta vía de transmisión, lo más adecuado es lavar de forma frecuente las prendas de abrigo más expuestas, como las bufandas, los guantes y los gorros, con detergente o jabón neutro, y airearlos.

“Muchas personas ponen sus bufandas y guantes en el microondas para limpiarlos. Esta no es una buena idea y no es necesaria ni recomendada”, advierte Golemi-Kotra quien detalla que este tipo de electrodomésticos no son el lugar adecuado para desinfectar los tejidos e incluso puede ser riesgo de incendio. “Una lavadora es la apuesta más segura y eficaz”, recalca esta experta. 

  • Todos estos articulillos de ‘presuntos expertos’ qué poco aportan y cuánto alarman inútilmente!

    Responder