Secciones

Actualidad Sierra Nevada, teñida de marrón por el polvo sahariano

Los vientos del sur procedentes del desierto del Sáhara cubren de marrón la nieve de la estación de Sierra Nevada

Muchas ciudades han amanecido con el cielo cubierto de un color extraño. No eran las típicas nubes ni tampoco la contaminación. Se trataba de polvo en suspensión, fruto de una nueva nube de polvo africano que ha llegado a la Península durante el fin de semana y en el inicio de ésta.

El polvo sahariano no sólo ha provocado lluvia de barrio en zonas del sur de España, también ha cubierto el ambiente de calima en regiones del centro peninsular. Los vientos del sur procedentes del desierto del Sáhara son los “culpables” de este fenómeno atmosférico.

El efecto más visible de este polvo en suspensión se ve en las estaciones de esquí, cuando estas partículas tiñen de marrón la blanca nieve.

Es la estampa que se ha podido ver, por ejemplo, en la estación de esquí de Sierra Nevada y en Formigal.