Secciones

Actualidad ¿Sientes ya síntomas ? Las alergias de invierno están aquí

Ciertos pólenes y las alergias del invierno ya han comenzado su incidencia en la población como los alisos y las cupresáceas

Aunque nos encontramos en las primeras semanas del mes de febrero, muchas personas han notado en los días como se presentaban los síntomas de alergias a pólenes más característicos de épocas más suaves, como marzo o abril. 

alergia-cipres-cupresaceas-invierno

Son las denominadas alergias del invierno y las responsables de estos cuadros son especies como los alisos y las cupresáceas como los cipreses o las arizónicas. De hecho, tal y como indica la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI), este tipo de polen es uno de los alérgenos más comunes en la zona mediterránea y en la población española.

Tal y como se puede comprobar en la sección de polen de Eltiempo.es, la presencia de pólenes ya es evidente en todo el país. Por ejemplo, en las provincias de Orense, Zaragoza, Madrid, Toledo y gran parte de Andalucía registran niveles elevados de granos de polen en aire de ciprés y alisos. Una tendencia que irá a más a medida que las temperaturas se suavicen de cara a la primavera. 

polen-invierno-alergia
polen-invierno-alergia

Síntomas de alergia a polen en invierno

Los síntomas más frecuentes de la alergia al polen en invierno suele presentar cuadros de moqueo, picor en la nariz y los ojos, irritación en la garganta, estornudos y cansacio, entre otros. Unas particularidades que en muchas ocasiones los pacientes confunden con patologías como los resfriados comunes o gripes leves, ya que estas enfermedades también tienen su mayor incidencia en esta época del año. 

La contaminación ambiental aumenta la incidencia de la rinitis alérgica

Una buena manera de diferenciar la alergia de estas patologías es la duración de los cuadros. Así, los síntomas de la alergia se prolongan durante tantos días como jornadas permanezca el polen en el ambiente. Por su parte, los cuadros catarrales y gripales tienen una duración de entre cuatro y siete días, en función del paciente. 

Además, se da la circunstancia de que en los últimos años, por culpa de los altos niveles de contaminación, han aumentado la intensidad de los síntomas de la alergia a pólenes como la rinitis.

Es más, una investigación publicada en la revista Asia Pacific Allergy asegura que la contaminación ambiental como el humo de los coches, la industria o las partículas en suspensión son los causantes del aumento de la incidencia de la rinitis alérgica a nivel mundial, de manera destacada en la población menor de edad. 

Consulta los niveles de pólenes

En el soporte de información meteorológica, eltiempo.es, los usuarios pueden consultar las concentraciones de polen existentes en las provincias españolas. 

Esta información, actualizada semanalmente, está disponible a nivel provincial y ajustada a la incidencia de 18 variedades de polen, con datos sobre la polinosis de gramíneas, olivo, fresnos, ortiga y ciprés, entre otras variedades.