Secciones

Actualidad ¿Será seguro pasear por la playa este verano? Lo que se sabe sobre el COVID-19 al aire libre

Los espacios abiertos permiten mantener de una forma más sencilla el distanciamiento social y la ventilación natural puede dispersar el coronavirus, pero hay que tener precauciones

Con el buen tiempo y el comienzo de la temporada turística, las autoridades están empezando a establecer las medidas de seguridad para evitar los contagios y propagación del coronavirus COVID-19 en los espacios al aire libre. Pero, ¿será seguro pasear por la playa u otro entornos este verano?

Todos los expertos señalan que la aglomeración de personas es uno de los factores que más influyen en el contagio del coronavirus. Al estar muchas personas en un espacio cerrado, como el transporte público, oficinas, o en el hogar, se multiplican las posibilidades de infección de la enfermedad que se transmite de manera principal por las gotículas que emiten los pacientes contagiados al respirar, toser, hablar o estornudar.

“Cuando hace calor, solemos ocupar espacios al aire libre, donde podemos respetar más la distancia social y esto puede amortizar la transmisión del problema de los contagios”, asegura Amos José García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología. Con lo cual, al estar más tiempo en espacios abiertos y exteriores hay menos concentración de personas y de patógenos.

En un informe elaborado por científicos del CSIC se detalla que el SARS-CoV-2 puede permanecer activo mientras está formando parte de estas partículas en suspensión en el aire más de tres horas, aunque la concentración de virus en el ambiente varía dependiendo de la localización. Ya que en sitios con buena ventilación o al aire libre, las partículas de coronavirus se dispersan lo que disminuye sus posibilidades de infección.

«En entornos abiertos no se han encontrado estudios específicos para SARS-CoV-2, mientras que en entornos cerrados con elevada concentración de enfermos, la concentración en el aire puede ser elevada”, aseguran los expertos del CSIC en este informe.

El contagio en espacios cerrados vs abiertos

En este sentido, un reciente trabajo ha estudiado las condiciones y características en las que se produjeron más de 1.200 contagios en varias ciudades chinas. Los autores señalan que la inmensa gran mayoría de los brotes se produjeron en espacios cerrados, especialmente en los hogares y en medios de transporte.

Existe son una posible evidencia de que el contagio en espacios abiertos es más complicado

“Todos los brotes identificados de tres o más casos ocurrieron en un ambiente interior, lo que confirma que compartir el espacio interior es un riesgo importante de infección por SARS-CoV-2. Y solo identificamos un solo brote en un ambiente al aire libre», señalan los autores del informe.

Unas conclusiones que son una posible evidencia de que el contagio en espacios abiertos es más complicado.

De todos modos, hay que tener en cuenta que este trabajo todavía no ha sido revisado de forma adecuada por la comunidad científica.

Medidas adoptadas en las playas

Por ejemplo, en un país como España, en el que el sol y el turismo es la base de la economía de muchas personas y regiones, las comunidades autónomas están adoptando medidas de control para evitar aglomeraciones en las playa.

En el caso de Galicia, desde las autoridades regionales han desarrollado la plataforma Praias Seguras de Galicia para facilitar la gestión del acceso de los ciudadanos a las playas este verano. Una herramienta a la que podrán adherirse todos los municipios gallegos.

Con este sistema se permitirá a los ciudadanos obtener una acreditación para acceder a una playa determinada en una fecha seleccionada. Un mecanismo similar al que se lleva utilizando desde hace años en playas de acceso restringido como la Playas de las Catedrales en Lugo.

“El objetivo es proporcionar mecanismos de apoyo para poder manejar con seguridad la afluencia previsible a las playas durante el verano y al mismo tiempo establecer medidas que busquen prevenir la propagación de COVID-19”, señalan desde la Xunta de Galicia.

Seguridad ante el coronavirus

Otra de las zonas más turísticas en época estival es la Comunidad Valenciana. Una región que a día de hoy se encuentra trabajando en el diseño de los protocolos de seguridad de las playas que permitan concretar las medidas a aplicar.

Por el momento, la estrategia a seguir se basa en la recomendación a los gestores de las playas, que son responsabilidad de los ayuntamientos, de la elaboración de un plan de contingencia para la playas.

Este documento deberá contemplar las opciones de distanciamiento social, la limpieza e higienización, y la comunicación e información, para lo que se tendrán en cuenta las características físicas de cada playa, especialmente su tamaño, accesos y zonificación. Aunque todavía no se han establecidos medidas de manera oficial en la Comunidad Valenciana.

VÍDEO: ¿PODEMOS CONTAGIARNOS DE CORONAVIRUS EN EL MAR O LA PISCINA?