Secciones

Actualidad La sequía agoniza al campo

Las escasas precipitaciones caídas en los últimos meses están causando estragos en la cosecha de muchos productos agrarios.

La intensa sequía y las escasas lluvias de finales de primavera y verano han mermado de forma notable las previsiones de la cosecha de muchos cultivos, especialmente de cereal, en gran parte del país. Una situación que desde las principales entidades aseguradoras consideran muy grave y estiman que la superficie “total siniestrada de cereales de invierno y leguminosas por sequía” superará las 1,3 millones de hectáreas debido a las características climáticas de este año.

sequía verano 2019
sequía verano 2019

En concreto, Castilla y León es la comunidad autónoma más afectada, superando el 65% de la superficie siniestrada, por delante de Castilla-La Mancha y Aragón. “Otras comunidades autónomas, como Andalucía, Cataluña, Extremadura y Navarra, también han registrado siniestros en un total de 142.997 hectáreas”, calculan desde Agroseguro.

Cortes de abastecimiento en el agua

Tal es la sequía en el campo de algunos puntos de la meseta norte, que el 18 de julio la Junta de Gobierno Local de Ávila decretó el estado de emergencia en la ciudad. “La declaración de emergencia en la ciudad por sequía se produce como consecuencia de la situación de los embalses y la previsión de ausencia de precipitaciones de las próximas semanas ” , detalla este órgano de gobierno municipal.

La gota fría que afectó al norte y este peninsular provocó importantes daños en numerosas zonas y cultivos

Esta situación ha provocado que algunas de las actividades que tenían previsto celebrarse en Ávila hayan sido suspendidas por la escasez de agua y para garantizar el consumo humano. “La celebración de eventos en la pista hípica de San Segundo resulta manifiestamente inviable a la vista de las reservas de agua existentes, su evolución, las previsiones meteorológicas y las prioridades que deben determinarse a favor de la población”, explican estas fuentes.

«Los valores negativos representan un déficit de precipitación mientras que los positivos indican un superávit de lluvia. Como podemos ver en la imagen en lo que llevamos de año hidrológico el índice nos muestra un déficit de lluvias en la mitad oeste peninsular y un estado normal en el Mediterráneo. En el ultimo mes la carencia de lluvias ha sido importante en esa última región, aunque nos e ve, de momento, una señal a nivel de todo el año. Por lo tanto, dependiendo de la región, sí podemos hablar de sequía», apunta Mar Gómez, doctora en físicas y meteoróloga de Eltiempo.e

Daños en los cultivos por calor y granizo

Además, sumados a la sequía que se ha dado en el campo este año, el pedrisco y el granizo caído durante este mes de julio en algunas comarcas del país también ha provocado una merma en la recogida y producción de muchos cultivos, como son el cereal, varios frutales, viña y hortalizas. Así, Navarra y La Rioja son dos de las regiones más afectadas por los daños por estos fenómenos meteorológicos.

“La gota fría que afectó al norte y este peninsular provocó importantes daños en numerosas zonas y cultivos, sobre todo en Navarra y La Rioja, donde las precipitaciones provocaron el desbordamiento de algunos ríos. En la Comunidad Foral de Navarra, los mayores daños se han concentrado en la Ribera y en la comarca Media, mientras en La Rioja, las comarcas de la Rioja Baja y la Rioja Media han resultado las más afectadas”, concretan desde Agroseguro en un comunicado.

Situación de los embalses en verano 2019

Según el último boletín, la situación de los embalses en España se sitúa en 53% de su capacidad, hasta 15 puntos por debajo con respecto al año pasado. Por su parte, las cuencas hidrográficas con menor volumen de agua embalsada son las cuencas del Júcar, el Segura, el Guadiana y el Tajo, respectivamente.

«Actualmente nos encontramos con una situación de nuestros embalses al 53.82% de su capacidad, un porcentaje bastante inferior al que teníamos el año pasado al 68.22% y por debajo de la media de los últimos 10 años (66.90%)», detalla Mar Gómez, doctora en físicas y meteoróloga de Eltiempo.es