Secciones

Actualidad «Septiembre seca las fuentes o se lleva los puentes»

Septiembre es un mes de transición, que puede venir acompañado de fuertes tormentas e inundaciones, o bien de sequías y calor

Almería – Septiembre de 2012

Ya lo dice el refrán “septiembre o seca las fuentes o se lleva los puentes”, y no es ninguna mentira. El noveno mes del año se caracteriza por marcados extremos de precipitación. Tan posible es tener lluvias torrenciales con inundaciones y cuantiosos daños, como días de calor sin lluvia que prolongan el verano y provocan sequías.

Una cuestión atmosférica

Durante todo el verano, el anticiclón suele estar sobre nosotros. Nos provoca tiempo estable, cielos despejados… y hace subir las temperaturas. Eso no quiere decir que no podamos tener algunos días puntuales de lluvia o frescor, como los que hemos vivido en esta recta final de agosto, pero no es la tendencia normal.

Al acabar esta estación, se empieza a producir una nueva reorganización en la circulación general atmósferica. El anticiclón se desplaza más hacia el norte y hacia el sur dejando libre el paso de borrascas.

Tan probable es estar afectados por fuertes tormentas como por olas de calor

La corriente en chorro o jet stream se ondula y también nos llegan embolsamientos de aire frío en las capas altas de la atmósfera, conocidos comoDANA” o Gota Fría que producen fuertes precipitaciones. Septiembre es un mes perfecto para ello.

Imagen:@luistrillomata

Inundaciones históricas 

Desde que existen registros, septiembre es un mes de grandes tormentas. El 10 de septiembre de 1581 intensos aguaceros en Santander provocan grandes pérdidas de vidas y bienes. En el centro peninsular el 11 septiembre 1891 una inundación en Consuegra (Toledo) ocasiona más de 350 muertos y derriba 700 casas.

Donde suelen ser más comunes es en litoral mediterráneo. El 29 de septiembre de 1919 se produce una riada en Murcia al desbordase varias ramblas, y el campo de Cartagena queda arrasado. El agua alcanza más de dos metros de altura en algunas calles. Hay una veintena de muertos y cientos de desaparecidos.

Dramáticas riadas en los últimos años

Más recientemente, el día 30 se recogen 270 litros por metro cuadrado en apenas seis horas en Alicante. La ciudad se colapsa y fallecen cinco personas arrastradas por el agua.

Aún quedan en nuestra memoria las inundaciones de finales de septiembre 2012 en el sureste peninsular. La carretera A-7 tuvo que ser cortada y se sufren severas inundaciones en Lorca y Puerto Lumbreras. El día 28 de este mismo año se producen varios tornados en Gandía (Valencia).

Sequías y calor extremo

El calor y la falta de lluvia también pueden hacer acto de presencia. El 1 de septiembre de 1998 Palma-Portopí bate su máxima histórica del mes, con 35,5ºC. En el año 2006, el día 3 de septiembre se registran temperaturas máximas de 39,8ºC en Huelva, 39,4ºC en Ciudad Real y 38,4ºC en Madrid-Ciudad Universitaria.

Dos días después, de ese mismo año, Ourense alcanza los 41,1ºC. Además se registran mínimas de 22ºC en Segovia y de 20ºC en Ávila.

En septiembre de 2016 se vivió una ola de calor de récords en España

En 1988 una ola de calor hizo alcanzar a Badajoz los 43ºC, pero la peor se vivió el año pasado. Córdoba superó los 45ºC y varias estaciones de Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha Andalucía y Murcia registraron valores por encima de 40ºC.

¿Y cómo arranca este septiembre 2017?

Este mes de septiembre del año 2017 comienza con escasez en los embalses y unas lluvias que parece estarán dentro de la media.

Es especialmente en estos meses, en los que se puede dar cualquier situación, cuando más pendientes debemos estar del cielo. A la hora de hacer escapadas al aire libre o viajar, tenemos que consultar la previsión meteorológica.

VÍDEO: PREVISIÓN ESTACIONAL, ¿CÓMO SE ESPERA EL OTOÑO 2017?