Secciones

Cambio Climático ¿Se convertirá el Cantábrico en el nuevo Mediterráneo?

El cambio climático también puede hacernos cambiar nuestras concepciones acerca de las costas españolas

Los estudios de cambio climático apuntan a que el Mediterráneo puede ser una de las zonas que más sufran las consecuencias: temperaturas demasiado altas, largos periodos de sequía y episodios de fuertes lluvias más frecuentes. ¿Será más llevadera la situación en la costa norte del país? Lo analizamos.

El norte de España ofrece regiones que combinan playa y montaña y una infinidad de paisajes naturales, aunque también son conocidas por ser zonas más frías y lluviosas.

En un escenario de cambio climático cabe pensar que el norte del país podría resultar uno de los lugares más agradables para la población ante una situación de veranos cada vez más largos y con olas de calor más intensas y frecuentes.

Los modelos climáticos señalan una subida de temperaturas en España en las próximas décadas como consecuencia del calentamiento global de origen antropogénico (causado por la humanidad). También en el Cantábrico las temperaturas serán más altas pero, partiendo de valores inferiores que otras zonas del país, el calor podría ser allí más llevadero.

En Asturias, los últimos 5 años han resultado cálidos o muy cálidos. Especialmente, se han registrado temperaturas por encima de lo normal en los meses de verano, lo que concuerda con las proyecciones de cambio climático, que indican que el verano será la estación en la que más suban las temperaturas.

La temperatura máxima media anual de Santander podría pasar de 18.5ºC a 23.5ºC para finales de siglo según el peor escenario.

Más evidente viene siendo el calentamiento en Cantabria. En Santander, todos los años han sido más cálidos de lo normal desde el 2011, siendo tres de esos años más calurosos que el 95% de los años de la climatología.

Olvídate de que el agua «está fría»

La temperatura media del mar a nivel global será cada vez mayor en las próximas décadas. En el caso de Europa, todos los mares se han calentado considerablemente desde 1870, siendo especialmente rápido el calentamiento desde finales de los 1970s.

Anomalía de la temperatura de la superficie del mar anual con una media móvil de 11 años utilizando como referencia la temperatura media del periodo 1993-2012. Fuente: Copernicus.

El Atlántico Norte y, especialmente el Mediterráneo, se han estado calentando por encima de la media a nivel global en los últimos años.

Desde los años 80, el Atlántico Norte ha estado calentándose unos 0.21ºC por década.

Tendencia de temperatura de la superficie del mar en el periodo 1976-2099 según la media del conjunto CMIP5. Tendencia anual y para el mes de septiembre (calentamiento más acentuado). La leyenda indica la variación en ºC por década. Fuente: Michael A. Alexander et. al

Además, los patrones atmosféricos también podrían influir en el tamaño de las olas según el último informe especial del IPCC que apunta que, bajo un escenario de emisiones RCP8.5, la altura significativa de las olas será menor en el Atlántico Norte.

Aunque también es cierto que el nivel medio del mar está subiendo a un mayor ritmo en el Cantábrico: 3.4 mm al año frente a los 2.4 mm anuales del Mediterráneo según los datos del periodo 1993-2017 de Copenicus Marine Service.