Secciones

¿Sabías que...? Salud y verano: del golpe de calor a las alergias más habituales

Con la llegada del verano y las altas temperaturas nuestra salud se resiente. Estas son las enfermedades más comunes de la estación.

VER MÁS: ¿POR QUÉ TUS RESACAS SON PEORES EN VERANO?

Aumento de las temperaturas, contacto con el agua, vacaciones…El verano ya está aquí y con él también llegan algunas enfermedades más propias de la época. Estas son las patologías más típicas del verano que puedes sufrir durante estos tres meses.

Deshidratación

La exposición a las temperaturas elevadas propias del verano hace que perdamos mucha agua corporal con el sudor. Si no se repone de forma suficiente podemos poner en riesgo nuestra salud con el llamado “golpe de calor”. Bebe al menos dos litros de agua al día aunque no tengas calor.

Quemaduras solares

Tomar el sol demasiado tiempo sin usar protección solar puede causar quemaduras en la piel. Además, las quemaduras, según el tipo, pueden ser dolorosas, y en algunos casos se manifiestan en forma de ampollas. La radiación ultravioleta también puede causar, con el paso del tiempo, manchas en la piel en zonas como la cara, brazos o cuello.

Intoxicaciones

En verano son más frecuentes las intoxicaciones alimentarias por las elevadas temperaturas y por la falta de higiene. Esto puede provocar problemas estomacales como gastroenteritis. Por ello, los alimentos necesitan buenas condiciones y es imprescindible lavarse las manos antes y después de tocarlos.

Alergias

En verano la piel es más sensible y vulnerable que durante el resto del año. El protector solar tiene que estar a mano durante esta temporada del año, ya que puede provocarnos alergias o reacciones en la piel no esperadas.

Una afectada por alergia al polen

Picaduras

En verano hay más insectos. Abejas, avispas, mosquitos, pulgas, chinches...Hay que estar alerta y procurar usar repelentes de insectos mientras estamos en casa para evitar que entren en los hogares. Las picaduras nos pueden causar inflamaciones, vómitos, mareos o fiebre.

Otitis

La otitis es muy frecuente en verano al contagiarse en playas. Se pueden producir porque queda agua en el oído después de un baño (otitis del nadador). Además, si el agua está contaminada por bacterias se puede originar una infección del oído medio.

Hongos en los pies

Las piscinas son uno de los lugares donde es más fácil contraer infecciones causadas por los hongos. Suelen tener lugar en los pies y en verano ya que surge en zonas húmedas y cálidas, por lo que las piscinas es uno de los principales focos donde prospera este hongo.

VER MÁS: TRUCOS CASEROS PARA BRONCEARTE MÁS RÁPIDO