Secciones

Consejos Tomillo para la tos y otras enfermedades respiratorias: propiedades y cómo prepararlo

Septiembre está marcado por el cambio de temperatura que puede dejarnos catarros y resfriados. Conoce esta infusión para aliviar los síntomas y empezar con buen pie el curso

Vivimos en un planeta en el que las plantas (algas, arbustos, hierbas, árboles) son imprescindibles para el desarrollo de la vida animal y humana. La medicina y sus medicamentos son la evolución tecnológica del Reino de las Plantas, gracias a ellas existen los medicamentos, cosméticos, alimentos, papel, cartón, corcho, algodón y lino para la ropa y la madera para hacer muebles.

Dependemos de ellas y debemos mantener sus hábitats (espacio dónde viven) en buen estado, ya que, entre otras cosas, gracias a sus propiedades medicinales son capaces de curar enfermedades.

Tomillo para la tos

Si nos centramos en las gripes, constipados, congestiones y demás, muy comunes desde septiembre hasta mayo-junio e incluso durante la época estival (verano) debido a los cambios de temperatura. Una solución son las plantas medicinales, se usan en infusión o en cápsulas como alternativa pero lo que es evidente es que ayudan a combatir un virus, como a adelgazar (Cola de caballo, Mate, Romero), a dormir bien (Tila, Melisa), a los dolores de estómago (manzanilla) o a la pesadez de tripa (poleo menta) después de comer.

Propiedades de la planta de tomillo

Esta planta tiene diversas propiedades que pueden ser beneficiosas para nuestra salud. Entre los más conocidos están sus beneficios para los problemas del aparato respiratorio. Tiene propiedades antitusivas y antiespasmódicas, que ayudan a aliviar los picores y el malestar de la tos. También es expectorante, por lo que ayudará a expulsar el moco producido cuando tenemos catarro.

Otras propiedades menos conocidas son las antinflamatorias, por lo que se suele usar en cremas o geles para tratar golpes o heridas. También ayuda a la regeneración celular, así que es fácil encontrarla entre los componentes de cremas hidratantes. Esta propiedad antiinflamatoria puede ayudar también con problemas de digestión o los dolores menstruales. ¡La infusión de tomillo sirve mucho más que para la tos!

Usos del tomillo

Nuestra planta medicinal estrella, es el Tomillo (en latín Thymus vulgaris) o tomello, tremoncillo, estremono, serpol, serpillo, hierba luna,es un subarbusto (más pequeño que un arbusto) que mide hasta 30 cm de altura y tiene un olor aromático. El tomillo no es solo para la tos, también es un gran condimento para verduras, guisos, arroces, caldos, carnes o pescados y para salsas, también se utiliza en champú recomendado para cabellos oscuros.

Gracias a todos sus compuestos químicos (como el timol), el tomillo es un antibiótico natural que durante los resfriados o irritaciones de garganta es el complemento perfecto. Cada día puedes tomarte dos vasos de la infusión de tomillo para la tos y otros síntomas, que te recomendamos a continuación, además de lo que te haya prescrito el médico. Se compra en herbolarios o puedes comprar una planta para tenerla siempre a mano en casa.

cuidar planta tomillo

Como cuidar tu planta de tomillo

El tomillo es una hierba que no necesita mucha agua y soporta bien la sequía. Riega en forma moderada y evita el suelo demasiado mojado, no encharques el sustrato. Recuerda que el exceso de agua puede pudrir la planta. Cuando la planta crezca, recuerda que será necesario hacer una poda durante el otoño para quitar las flores y las hojas marchitas. Así crecerá más fuerte.

No te preocupes por las plagas, ya que se trata de una planta muy resistente. Aunque si vives en un clima húmedo pueden aparecer hongos. Para que tu planta crezca sana, recuerda ponerla cerca de la luz del sol y utilizar un abono líquido cada dos o tres semanas al final de la primavera o inicio del verano.

Cómo preparar una infusión de plantas medicinales

Imprescindible para cualquier tipo de infusión, es hervir el agua. Es la única manera de extraer todas las propiedades de la planta elegida, si calentamos el agua en el microondas, no servirá de nada. Tras hervir el agua añadimos la planta medicinal escogida, siempre con un filtro o en bolsita, sino después se debe colar antes de tomarse.

Es importante además consultar el tiempo de infusionado, ya que en función de la planta que vayamos a preparar el tiempo que debe estar en el agua será diferente. Puedes consultarlo en el envase del producto o en un herbolario o farmacia.

Infusión de Tomillo-Orégano para la tos

  • 2 vasos o tazas grandes al día
  • Hervir agua en un cazo (no calentar el agua en el microondas, la planta no sacará sus propiedades).
  • 1 limón exprimido (con tenedor sobre el agua hirviendo o con exprimidor)
  • 2 cucharadas de miel con propóleo o miel milflores o miel de eucalipto.
  • 1 cucharada de orégano (antiasmático, favorece la disminución de gases, antineurálgico y antiasmático)
  • 1 o 2 cucharadas de tomillo (según cantidad de agua)

Una vez que el agua esté hirviendo, echar o exprimir sobre ella el limón, añadir las cucharadas de tomillo y orégano dejar unos segundos que se mezclen con el agua y retirar del fuego. En la taza elegida echamos las 2 cucharadas de la miel elegida, sobre ella vertemos con un colador la infusión.

Es preferible consumir la infusión caliente, pero cuando ya no queme.

  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder