Secciones

¿Sabías que...? Récord de ahogados en España en zonas de baño

España supera por primera vez los 300 muertos por ahogamiento en espacios acuáticos en los primeros siete meses de 2017

ahogados en España

En los primeros siete meses del año, entre el 1 de enero y el 31 de julio, han fallecido 305 personas ahogadas. Esta cifra supone un 14,66% más que en el mismo periodo del año pasado.

El mes de julio ha contabilizado 95 fallecimientos, convirtiéndose en el peor mes de 2017 y de los tres últimos años, según los datos del Informe Nacional de Ahogamientos.

Desde que existen estas estadísticas en el año 2015, nunca antes se había alcanzado este valor. Junio ha sido el segundo mes más trágico con 70 fallecidos.

Andalucía, la comunidad más castigada

En Andalucía se han producido el 18,7% de las víctimas, con 57 personas fallecidas.

La sigue Galicia con el 14,8%, mientras que Canarias y la Comunidad Valenciana alcanzan el 13,8% cada una. Incluso, en las zonas de interior sin costa, como Extremadura y Madrid llegan a registrar el 2,6% y 1,6% respectivamente.

La Ciudad Autónoma de Melilla es la única zona donde no se ha registrado ninguna muerte por esta causa hasta el momento.

Una lacra tan mala como los accidentes de tráfico

Los ahogamientos son la segunda causa de muerte accidental en España por detrás de los del tráfico, según el Instituto Nacional de Estadística. No todos corresponden a zonas de baño, pues la estadística incluye sofocaciones accidentales, además de siniestros en bañeras y pozos.

Sin embargo, la lista específica en áreas acuáticas supera cada año los 400 fallecidos. En 2011, fueron 478 personas. En 2016, se llegó a los 438 y en 2015 en 415.

El 54 por ciento de los fallecidos se han producido en los dos primeros meses de verano

El perfil de los ahogados

Las estadísticas de fallecidos reflejan que se trata de personas adultas, varones, de 35 años o más. Algunas de las causas que se encuentran detrás de los ahogamientos son saltar desde grandes alturas sin saber la profundidad, hacer actividades de riesgo o consumir alcohol. La mayoría de las  muertes se podrían haber evitado.

Hasta ahora, han fallecido más de 20 niños ahogados, y prácticamente todos ellos podrían haber sido evitables con vigilancia y control de la zona de agua, tal y como apunta Jessica Pino, responsable del Informe.

Respetar la normativa

Cuando acudimos a una playa y ondea la bandera roja por mala mar, debemos respetar la normativa. En algunos casos, subestimar el riesgo nos puede llevar a un mal desenlace.

Igualmente debemos respetar las normas de baño así como los espacios habilitados. En multitud de ocasiones las zonas prohibidas se convierten en un punto negro.

El 91% de los fallecimientos se produce en zonas sin vigilancia y en la mayor parte de los casos se cometen graves negligencias

Se hace especialmente importante vigilar a los más pequeños y no perderlos de vista ni un solo segundo. Aunque el agua pueda parecer en calma, pueden existir corrientes submarinas o corrientes de resaca de las que es difícil escapar.

En zonas en las que no conozcamos la profundidad o elementos que pueda haber sumergidos, no debemos tirarnos de cabeza o con gran energía. Tampoco debemos exponernos a situaciones de riesgo con deportes extremos si no llevamos la equipación adecuada y no contamos con sistemas de seguridad.

Varias de las personas que fallecen todos los años es a causa de que intentaban rescatar a otras, normalmente familiares, y finalmente ninguna pudo escapar.

VER TAMBIÉN: EN LA PIEL DE UN BUZO


  • Hola, cuando pueda visite la página de Facebook heladería Miramar por si les puede interesar el vídeo real de un rescate que ocurrió un día antes de empezar los socorristas.
    Quizás ustedes pueden explicar que hacer con ejemplos cuando no están los socorristas y así salvar algún vida más.
    Saludos. Félix Vicente Palomares

    Responder