Secciones

Cambio Climático 2020: récord de año más cálido en Europa y con el Ártico ‘echando humo’

  • El 2020 fue el año más cálido en Europa. Tanto el invierno como el otoño tuvieron temperaturas récord en el registro.
  • El invierno registró temperaturas más de 3,4 °C por encima de la media en Europa.
  • En el Ártico siberiano 2020 fue el año más cálido de los registros con creces.

El cambio climático está más presente que nunca y los datos meteorológicos que dejó el año 2020 lo corroboran ya que a nivel global estuvo entre los 3 años más cálidos del registro y también ha resultado el año más cálido en Europa. Además, los últimos seis años fueron los seis más cálidos desde que comenzaron los registros mundiales.

Anomalía térmica del año 2020. Datos ERA5. Crédito: C3S/ECMWF

Pese a la paralización que supuso la pandemia del Coronavirus, volvió a batirse un nuevo récord de concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. Durante el año 2020 las concentraciones mundiales de CO2 y metano (CH4) siguieron aumentando. Las estimaciones de los datos de satélite indican que las concentraciones de CO2 se han incrementado un 0,6 % y las de CH4 casi un 0,8 % durante el año.

El cambio climático también afecta a los fenómenos extremos. El año 2020 cerró con una temporada récord de huracanes en el Atlántico: nunca se habían nombrado tantos sistemas tropicales.

Récord de temperatura en Europa

Según el informe del estado del clima publicado recientemente por Copernicus, 2020 fue el año más cálido en nuestro continente desde que hay registros, con una anomalía positiva de más de 1,6 ° C por encima de la media. El pasado año fue, al menos, 0,4°C más cálidos que 2019, el año que hasta ahora ostentaba el titulo de año más cálido en Europa.

El pasado 2020 se registraron el invierno y el otoño con las temperaturas más elevadas desde que se elaboran registros en Europa. Durante el invierno se registraron temperaturas 3,4 °C por encima de la media. Fue especialmente cálido en el noreste de Europa, lo que afectó a la cubierta de nieve y de hielo marino, así como al número de días con temperaturas bajo cero.

Media de las horas de sol mensuales en Europa y la anomalía de la cobertura nubosa (%) en 2020. Datos: SARAH-2.1 CDR & ICDR; CLARA-A2.1 CDR & ICDR). Crédito: EUMETSAT CM SAF.

Durante el confinamiento del primer Estado de Alarma en 2020, España se convirtió en el país menos soleado de toda Europa. En nuestro país hubo menos horas de sol de lo habitual con el cielo muy cubierto, mientras que en el resto del continente ocurrió lo contrario: de enero a mayo hubo muchas menos nubes de lo normal. Finalmente, 2020 en Europa se registró el mayor número de horas de insolación desde al menos 1983, así como también fue récord en mínima cobertura de nubes de media anual.

Durante el verano de 2020, se produjeron en Europa varios episodios de temperaturas anómalamente altas en diferentes regiones cada mes. No obstante, las olas de calor no fueron tan intensas, generalizadas o duraderas como las de años anteriores.

El Ártico: la situación más preocupante

Si hay una zona del planeta en la que preocupa especialmente el cambio climático es la región ártica. El Ártico se calienta al menos al doble de velocidad que la media global, es lo que se conoce como amplificación ártica. La pérdida de hielo marino supone una disminución del albedo, lo que a su vez contribuye al mayor calentamiento, agravando aún más la problemática.

Evolución de la anomalía de temperaturas en el Ártico Siberiano y mapa de la anomalía térmica de 2020. Datos: ERA5. Crédito: C3S/ECMWF.

El pasado año 2020 fue el segundo año más cálido registrado en la región ártica. La anomalía de temperatura fue de 2,2 ° C por encima de la media (periodo de referencia 1981-2010). El Ártico Siberiano fue la zona que presentó temperaturas más anómalamente altas de todo el planeta, se situaron en algunos puntos 6 °C por encima de la media.

Esta situación tuvo repercusiones importantes sobre otras variables como la capa de nieve, la humedad del suelo y la actividad de los incendios forestales. El tiempo seco y cálido generó un escenario idóneo para los grandes incendios forestales del verano. Este 2020, fueron de tal envergadura que se registró la mayor emisión de CO2 a la atmósfera por los incendios de la región desde, al menos, el año 2003.




Anomalías de la humedad del suelo en el verano de 2020 en comparación con la media e incendios forestales (puntos rojos). Datos: ERA5, GFAS del CAMS v1.2. Crédito: C3S/CAMS/CEPMPM.