Secciones

Actualidad Invasión de ratas por el cambio climático

El aumento de las temperaturas puede provocar un incremento exponencial de la población de roedores urbanos.

En los últimos meses, varias ciudades estadounidenses han constatado un notable aumento de las ratas en sus calles. Un incremento de la población de roedores urbanos atribuido principalmente al mayor número de personas que viven en sus barrios, el ritmo de nuevas construcciones, el deterioro de algunos edificios, el aumento de las basuras y al cambio climático.

ratas-cambio-climatico

ratas-cambio-climatico

Chicago, San Francisco, o Washington DC son solo algunas de las urbes más importantes que han visto como crecía la visibilidad de estos roedores y los negocios para el control de plagas. De hecho, varios medios de comunicación norteamericanos, han publicado que durante los últimos cuatro años, se han disparado las quejas de los vecinos por el avistamiento de ratas en las calles, especialmente en Nueva York, una gran ciudad con más de ocho millones de habitantes y altos niveles de humedad.

Ratas, calor y alimento

Según las estimaciones de los expertos, un aumento de las temperaturas de 2ºC, como indican las previsiones, producirá inviernos más cálidos y veranos más intensos. Un cóctel perfecto para que las ratas proliferen y se reproduzcan a mayor velocidad.

“Estamos viendo un incremento en la población de ratas en todo el mundo ahora y la tendencia está en aumento”

En este sentido, Bobby Corrigan, investigador en Universidad de Cornell y experto en gestión de plagas por estos roedores, ha asegurado en varios diarios americanos que debido al corto periodo de tiempo de gestación, una sola rata y sus crías pueden alcanzar más de 15.000 ejemplares en un año. Y que por culpa del cambio climático pueden incrementar sus etapa de reproducción e incluso volverse más agresivas y visibles para encontrar comida que alimente a un número cada vez mayor de roedores.

“Estamos viendo un incremento en la población de ratas en todo el mundo ahora y la tendencia está en aumento”, detalla Corrigan en un artículo publicado en The Guardian. Además, este experto detalla que los avistamientos son más frecuentes en verano porque durante el invierno se disminuye su ciclo reproductivo. “En el invierno, las ratas ralentizan su reproducción porque hace mucho frío, pero probablemente tengan una camada más al año porque el clima se está calentando y esa camada, de alrededor de 10 bebés, está marcando la diferencia”, advierte Corrigan.

Ratas y consecuencias para la salud 

Recientemente en España, varios vecinos de Alicante han denunciado la proliferación de estos roedores en algunos parques de la ciudad. Una situación similar a la ocurrida en Jaén en las últimas semanas.

En este sentido, un trabajo elaborado por investigadores españoles señala que “los profesionales sanitarios deben conocer la variedad de parásitos transmitidos por las ratas, ya que existe una posibilidad real de que la mala salud actualmente causada por infecciones generadas por las ratas pueda diagnosticarse erróneamente”, lo que puede conllevar a un problema de salud pública.