Secciones

Actualidad Prohibidas las quemas agrícolas por riesgo elevado de incendios

Las elevadas temperaturas, las escasas precipitaciones y las quemas en el terreno agrícola y forestal están detrás de muchos incendios en el norte del país

La situación meteorológica de las últimas semanas, con altas temperaturas y muy pocas lluvias en el comienzo de la primavera, ha provocado que en las regiones del norte del país se haya incrementado notablemente el riesgo de incendio. Tanto es así que la Xunta de Galicia ha prohibido desde este lunes las quemas agrícolas y forestales “debido a las condiciones meteorológicas”, según detallan en un comunicado.

“La decisión se ha tomado tras evaluar la evolución de la situación del tiempo y una vez analizados al por menor los diferentes indicadores técnicos en temporada de alto riesgo de incendio”, explican fuentes de la Consejería del Medio Rural de la Xunta.

Quedan prohibidas en Galicia las quemas y también se suspenden los permisos y autorizaciones que se hayan concedido con anterioridad

Con esta normativa no solo quedan prohibidas las quemas, también se suspenden los permisos y autorizaciones que se hayan concedido con anterioridad para utilizar el fuego en el campo o en superficie forestal debido a que las condiciones meteorológicas pueden dificultar su control”.

Riesgo de incendios en España para este miércoles 27 de marzo 2019.

De hecho, según el mapa de niveles de riesgo de incendios prácticamente toda Galicia, Asturias y León tienen un índice muy alto e incluso extremo en los próximos días.

Causas de los incendios en invierno y primavera

Un análisis elaborado por investigadores de la Universidad de Cantabria recalca que los incendios forestales que se producen con mayor frecuencia en esta época del año el tercio norte peninsular, en especial, Asturias, Galicia, Cantabria y Castilla y León.

Este trabajo señala que la causa principal de los fuegos, en la mayoría de los casos, son las quemas de matorral realizadas por la acción humana con el objetivo de aumentar la superficie de pasto antes de la llegada de las cabezas de ganado al monte tras el invierno.

“Los incendios en invierno son una tendencia”, explicaba hace unas semanas a Eltiempo.es Mónica Parrilla, responsable de la campaña de Incendios Forestales de Greenpeace. Según los datos aportados por esta organización cerca del 70% de los “incendios intencionados se deben a fuegos realizados originalmente para quemas agrícolas o de regeneración de pasto”.

Las personas que trabajan en el campo y viven de él son fundamentales para proteger nuestros bosques

En este sentido hay que recordar que cada comunidad autónoma tienen su propia normativa sobre la quema en terreno agrícola. Una prohibición que comienza del 1 de mayo o el 1 junio hasta el 30 de septiembre o 30 de octubre, como es el caso de Castilla la Mancha o la Comunidad Valencia.

Sin embargo, como ha ocurrido en Galicia, la administración regional puede modificar este periodo en función de las circunstancias como ya hizo también Asturias a finales del mes de febrero.

“Las soluciones ante los grandes incendios forestales son complejas, como sus causas. No se trata de demonizar a los ganaderos como terroristas sino de trabajar conjuntamente. Las personas que trabajan en el campo y viven de él son fundamentales para dinamizar el medio rural y por tanto, proteger nuestros bosques”, apunta Parrilla.

VÍDEO RELACIONADO: CAUSAS DE LOS INCENDIOS FORESTALES