Secciones

Cambio Climático ¿Qué tiene que ver la contaminación con el Alzhéimer? Más de lo que piensas

La contaminación del aire puede suponer un factor de riesgo para pacientes de Alzhéimer y producir posibles daños neurológicos

Los altos niveles de contaminación afectan gravemente la salud, pero no solo incrementan el riesgo de padecer patologías respiratorias, también están relacionados con posibles daños neurológicos y enfermedades como el Alzhéimer.

Dos recientes estudios aseguran que la exposición a la contaminación del aire por partículas finas está directamente relacionada con la incidencia de esta enfermedad.

El primero de estos trabajos, realizado por científicos de la Universidad de Lancaster en Inglaterra, ha encontrado indicativos neurológicos de padecer Alzhéimer, pero también de Parkinson en pacientes jóvenes expuestos a diferentes agentes contaminantes.

“Su apariencia y composición indican que es probable que estos marcadores provengan de la contaminación producida por los vehículos”, detallan los expertos en un comunicado.

Los contaminantes son realmente importantes en el desarrollo de daño neurológico, influyendo en incidencia de Alzhéimer y Parkinson

Es más, los autores de este trabajo detallan que la contaminación del aire pone en riesgo de posibles daños neurológicos a las personas que sufren una mala calidad del aire.

«No solo los tallos cerebrales de los jóvenes en el estudio mostraron las ‘características neuropatológicas’ de la enfermedad de Alzheimer o Párkinson también tenían altas concentraciones de nanopartículas ricas en hierro, aluminio y titanio en el tallo cerebral”, explica Barbara Maher, una de las investigadoras principales del estudio.

Control del origen de la contaminación

«Es fundamental comprender los vínculos entre las nanopartículas que inhalas o tragas y los impactos que esas partículas ricas en metales están teniendo en las diferentes áreas de tu cerebro», detalla la experta.

En este sentido, los hallazgos indican que los contaminantes del aire a los que está expuesto, lo que está inhalando y tragando los ciudades son realmente importantes en el desarrollo de daño neurológico.

tráfico en madrid protocolo contaminacion

«Por ello, el control de las fuentes que producen nanopartículas de contaminación del aire se vuelve crítico y urgente”, agrega.

En esta línea, otro reciente trabajo asegura que vivir cerca de carreteras o autopistas principales está relacionado con una mayor incidencia de demencia, Parkinson, Alzheimer y esclerosis múltiple.

Investigadores de la Universidad de Columbia en EE. UU analizaron por su parte los datos de más de 600.000 adultos de la ciudad de Vancouver y descubrieron que vivir a menos de 50 metros de una carretera principal o a menos de 150 metros de una carretera se asocia con un mayor riesgo de desarrollar estas enfermedades, probablemente debido a una mayor exposición a la contaminación del aire.

La importancia de los espacios verdes y opciones sostenibles de transporte

Del mismo modo, estos autores detallan que vivir cerca de espacios verdes, como parques, y apostar por modelos de transporte sostenible tiene efectos protectores contra el desarrollo de estos trastornos neurológicos.

«La buena noticia es que los espacios verdes parecen tener algunos efectos protectores en la reducción del riesgo de desarrollar uno o más de estos trastornos. Se necesita más investigación, pero nuestros hallazgos sugieren que los esfuerzos de planificación urbana para aumentar la accesibilidad a los espacios verdes y reducir las emisiones del tráfico de vehículos motorizados sería beneficioso para la salud neurológica de la sociedad”, explica Yuchi.

VÍDEOS: SOLUCIONES DE MOVILIDAD SOSTENIBLE PARA REDUCIR LAS EMISIONES