Secciones

Consejos Qué sembrar en septiembre: verduras, hortalizas y frutas

El mes de septiembre es el momento idóneo para sembrar verduras que darán sus frutos en otoño. 

El mes de septiembre es el momento indicado para sembrar y plantar una importante cantidad de frutas, verduras y hortalizas que se recolectarán en los meses del otoño o durante las primeras semanas del invierno. 

sembrar-septiembre-cultivo-hortalizas (1)

Qué plantar o sembrar en septiembre

En septiembre se siembran cultivos como las espinacas, las lechugas, los nabos, el brócoli, las lentejas o los guisantes. Unas verduras y hortalizas que no requieren de tantas horas de luz ni temperaturas tan elevadas como las que se producen en verano. De hecho, este tipo de verduras se adaptan bastante bien a las condiciones climatológicas propias de los meses de otoño como son las bajas temperaturas y las humedades elevadas.

Asimismo, se pueden plantar ciertas variedades de cebolla, patata o alcachofas  e incluso plantas aromáticas como la rúcula, los canónigos, el perejil, la menta, el poleo o el tomillo y la valeriana. Este tipo de cultivo de plantas aromáticas es ideal para tu pequeño huerto urbano o en casa, ya que en macetas de poco tamaño pueden fructiferar.

En septiembre se siembran cultivos como las espinacas, las lechugas, los nabos, el brócoli, las lentejas o los guisantes

Esta época del año, también es el momento de preparar el huerto mediante el abono, la planificación y la oxigenación  y movimientos de la tierra. 

Todas estas plantas necesitan una importante cantidad de luz natural y de agua. Eso sí, la humedad del terreno no implica exceso de agua por lo que el terreno debe estar drenado de forma correcta para así evitar echarlas a perder.

Además, hay que tener en cuenta que el final del verano es también uno de los periodos más importantes de cosecha y recolección de un gran cantidad de frutas y verduras. Por ejemplo, en septiembre se  continúan recolectando melones, sandías, tomates, higos e incluso melocotones tardíos.

No obstante, los cultivos del verano suelen empobrecer el sustrato del suelo debido a la cantidad de nutrientes que demandan para su crecimiento por lo que es fundamental preparar la tierra del huerto de forma correcta para que aporte todo lo necesario a estos cultivos de septiembre.

hortalizas

¿Cuál es el tiempo típico de septiembre?

Septiembre es el mes del verano y comienzo del otoño en el que la climatología es muy variable. Se pueden registrar días de intenso calor, de hasta 30 grados, hasta lluvias torrenciales, granizos e incluso temperaturas muy cercanas a cero en algunos puntos del país. 

A nivel general, la temperatura media durante el mes de septiembre es de 18.7ºC y una precipitación cercana a los 45 litros por metro cuadrado, siendo el área que menos precipitaciones registra la zona de Canarias y la más lluviosa el norte y zonas del Mediterráneo.

Por ejemplo, según los registros, las temperaturas máximas suelen estar entre los 22 y los 30 grados, en función de la zona del país, mientras que las mínimas suelen rondar entre los 12 y los 18. Eso sí, en zonas elevadas ya se registran valores cercanos a los 0 grados.

En lo que respecta al volumen de precipitaciones, la zona más húmeda del país en esta época del año es el tercio norte peninsular aunque las precipitaciones más importantes, en forma de tormenta y torrenciales, se producen en el Levante e incluso en zonas del centro del país. Por lo que también hay que tenerlo en cuenta de cara a los cultivos.

Riesgos para los cultivos en septiembre

Debido a esta variabilidad meteorológica, existen importantes consecuencias para la siembra, el cultivo y la cosecha de verduras, hortalizas y frutas en septiembre. “Los riesgos meteorológicos en septiembre sobre todo el pedrisco o granizo y las lluvias torrenciales que puedan causar destrozos”, apuntan desde la Unión de Pequeños Agricultores.

Es más, las lluvias de septiembre pueden llegar a causar podredumbre de algunos cultivos tardíos del verano al elevar de forma muy rápida la humedad de los frutos. Y en el caso de que sean torrenciales pueden directamente dañar la planta y arrastrar el cultivo o la tierra provocando importantes daños. 

Los cultivos de septiembre tienen que lidiar con las lluvias torrenciales y las tormentas con granizo propias de este mes en algunas zonas de España

Por ejemplo, la DANA de inicios de septiembre de 2021 han dejado importantes consecuencias en el sector primario tal y como denuncian los técnicos de ASAJA Castilla-La Mancha, que han realizado una primera valoración de los daños.

Así, las lluvias torrenciales, el granizo y el pedrisco han provocado daños en los cultivos de la almendra, la vid,  en hortícolas como pimiento y coliflor, y en zonas de olivar, como principales afectados. En ese aspecto, debido a los cambios de temperatura del mes de septiembre, con temperaturas muy bajas algunos días y muy calurosas en otros, lo más adecuado es proteger los semilleros y los cultivos, especialmente en los primeros días.

Por último, la planificación del huerto en el mes de septiembre juega un aspecto fundamental en la calidad y reducción de riesgos en las próximas cosechas. Durante el cambio de temporada de verano a los cultivos y siembras de septiembre se deben realizar tareas como el mantenimiento, la oxigenación y la regulación del espacio para evitar problemas debido a las plagas e incluso optimizar los costes de los nutrientes o fertilizantes que se vayan a utilizar durante todo el año.