Secciones

Cambio Climático ¿Qué hay detrás de los 30ºC de Siberia o de la primavera más soleada registrada en Reino Unido?

Los anticiclones, detrás de las grandes anomalías climáticas de esta primavera

Durante estos últimos meses hemos podido comprobar cómo la meteorología nos sigue sorprendiendo con situaciones poco o nada habituales. De las olas de calor en Siberia, capaces de generar incendios ¨Zombies¨ devastadores, a la primavera más soleada del registro en el Reino Unido. Los extremos meteorológicos están cada vez más presentes en nuestro día a día. 

Las situaciones de tiempo anómalo recientes van ligadas a algo que los meteorólogos llamamos ¨bloqueo anticiclónico¨. Los anticiclones producen estabilidad atmosférica, desvían esas borrascas que arrastran viento, lluvia o nieve a modo de escudo, favoreciendo el tiempo soleado y el consiguiente aumento de las temperaturas. 

La estructura y posición de la corriente en chorro y sus variaciones están directamente relacionadas con las situaciones meteorológicas que nos afectan. Imagen: NOAA

Las situaciones de bloqueo en Europa esta misma primavera

Los anticiclones, esos sistemas atmosféricos donde la presión del aire es mayor, pueden quedarse estancados y según varios estudios publicados en estos últimos dos años, el cambio climático aumentará su tamaño, intensidad y periodo de estancamiento atmosférico.

Dependiendo de cuándo y dónde se formen, estas situaciones de bloqueo pueden causar sequías, intensas precipitaciones, olas de calor o incluso períodos de tiempo muy frío.

Lo estamos viendo estos últimos meses y lo ha confirmado la Real Sociedad Meteorológica del Reino Unido. Desde el arranque de 2020 en el Reino Unido han vivido algunos vaivenes meteorológicos sin precedentes.

La primavera ha sido la más soleada del registro y simultáneamente,  la quinta más seca. Todo eso, solo unos meses antes de que se registrara el mes de febrero también más lluvioso del registro. 

Evolución de las temperaturas en Siberia Occidental entre diciembre y mayo desde 1980 hasta 2020. Fuente: Zachary Labe

Durante la primavera, la corriente en chorro se dobló y se desplazó hacia el norte, permitiendo que las altas presiones controlarán la meteorología en el Reino Unido y zonas próximas. Estos patrones de «bloqueo» de alta presión, son la razón principal de que se hayan registrado períodos prolongados de condiciones soleadas, secas y relativamente cálidas durante semanas.

Al otro extremo del súper continente euroasiático, en Siberia, el bloqueo ha llevado a otra situación meteorológica muy extrema. Las temperaturas medias del mes de mayo han llegado a estar 10oC por encima de los valores habituales.

Esos grados de más y en algunos casos la sequía, se han juntado para generar grandes incendios que han campado a sus anchas durante semanas.

Las temperaturas medias este mes de mayo en Siberia han llegado a estar 10oC por encima de los valores habituales.

Las situaciones de bloqueo en Europa suelen ser más frecuentes durante los meses de primavera, pero cuando se producen durante los meses de verano en algunas zonas del continente pueden generar olas de calor devastadoras, como las vividas esta última década en muchas zonas del viejo continente. 

Situación de bloqueo Omega sobre el oeste de Europa. Fuente: ECMWF

Un equipo de climatólogos de la Universidad de Reading, Reino Unido, lleva años estudiando las situaciones de bloqueo. Han descubierto que las situaciones de bloqueo se producen con mayor frecuencia en determinadas zonas del planeta.

En el hemisferio norte, las regiones norte y este del Atlántico y Pacífico suelen experimentarlos con frecuencia. Sobre Eurasia, el Atlántico y Alaska, hay uno o dos bloqueos por temporada que pueden durar de media entorno a una semana. 

Frecuencia de bloqueo en Invierno (arriba) y verano (abajo) en el hemisferio norte entre 1958–2012. Crédito: Woollings et al. 

Las situaciones de bloqueo también ocurren en el hemisferio sur, aunque suelen ser menos persistentes porque las corrientes en chorro pueden ser más intensas. Australia, Nueva Zelanda y algunas zonas de sur América, son las regiones donde más aparecen.

La situación más reciente y devastadora,ha sido la del bloqueo que favoreció la propagación de devastadores incendios por amplias zonas de Australia durante el verano 2019-20. También destaca una situación similar, como la intensa sequía vivida en el sur de Brasil entre 2014 y 2015. 

¿Que provoca las situaciones de bloqueo?

Hay varios mecanismos que pueden influir para que la atmósfera entre en modo bloqueo. Estos mecanismos pueden variar de unas regiones a otras, pero entre ellos uno que parece ser fundamental es el de las llamadas ondas de Rossby.

Conocidas así por el nombre del meteorólogo sueco que las descubrió, son básicamente grandes meandros en la corriente en chorro que atraviesa las latitudes medias del planeta. También se les conocen como Ondas Planetarias. 

Los patrones de bloqueo pueden ocurrir cuando las ondas de Rossby se amplifican y/o rompen. Si se amplifican, tienden a disminuir la progresión de este a oeste de los sistemas meteorológicos, haciendo que las condiciones sean más persistentes y favoreciendo la situación de bloqueo. 

Un ejemplo de bloqueo es el conocido «bloqueo omega», llamado así porque se parece a la letra mayúscula omega (Ω) del alfabeto griego

Normalmente un bloqueo de este tipo interrumpe el flujo predominante de vientos del oeste, que son los que habitualmente traen aire templado durante el invierno y condiciones más frescas en verano. Con ello aumenta la probabilidad de que se produzcan situaciones meteorológicas más extremas.

Aún no conocemos bien las situaciones de bloqueo

Uno de los grandes problemas es que a diferencia de otras situaciones meteorológicas, el bloqueo anticiclónico no está tan bien definido y aún hay muchos interrogantes sobre sus efectos en la meteorología de una determinada zona. Sabemos bien lo que es una borrasca, sus características, como evolucionan, pero no tenemos una definición común tan precisa para las situaciones de bloqueo. 

Un grupo de investigación de la universidad de Oxford en el Reino Unido, publicó en 2018 un estudio en el que se hacia alusión al gran número de índices de bloqueo que se utilizaban para identificar estas situaciones. 

Anomalías de temperatura entre enero y abril 2020. Fuente: NOAA

Una debilidad importante en la meteorología dinámica actual es que no existe una teoría integral que capture los diferentes procesos que actúan en todas las etapas del ciclo de vida de bloqueo: su formación, persistencia y descomposición.

Por eso es más difícil monitorear y rastrear los cambios que se producen en situaciones de bloqueo, y comparar directamente los resultados de diferentes estudios.

¿Cómo afecta un clima cada vez más cálido a las situaciones de bloqueo?

 El aumento de las situaciones de bloqueo estas últimas décadas podría estar relacionado con el calentamiento a escala regional de los niveles inferiores de la atmósfera, favorecido por cambios que se han producido en la superficie.

El aumento del deshielo, sobre todo en Groenlandia, junto con la pérdida de una amplia extensión de hielo marino en el Ártico, o los cambios en la corriente en chorro, parecen estar inter-relacionados.

Una limitación a la hora de llegar a conclusiones sólidas sobre la estructura y efecto de un bloqueo, es que los modelos numéricos de predicción climática, no simulan con un grado de fiabilidad aceptable este tipo de situaciones. En general, tienden a sub-estimar su frecuencia y duración.

Las predicciones de futuro hechas por el equipo de investigación de la universidad de Oxford, apuntan a que el bloqueo durante el invierno en Europa occidental disminuirá ligeramente. Mientras, se espera que el bloqueo aumente en Europa oriental asociado con cambios en la corriente en chorro sobre el Atlántico norte.

Cambios proyectados en los bloqueos de invierno (arriba) y verano (abajo) para el hemisferio norte entre 1961-90 y 2061-90 usando el modelo CMIP5 con un escenario RCP8.5
Crédito: Woollings et al.

Para el verano, los mapas sugieren que el bloqueo se desplazará hacia los polos, reduciendo el número de eventos en latitudes medias, pero incrementándolos en latitudes altas. 

Otra conclusión del estudio es que la velocidad de los vientos en la corriente en chorro, la latitud del chorro y el ancho del chorro, determinan el tamaño de los eventos de bloqueo. Hoy se sabe con mayor certeza que estas tres características de las corrientes en chorro cambian a medida que el clima terrestre se calienta.

El bloqueo probablemente jugará un papel fundamental en los fenómenos meteorológicos extremos durante las próximas décadas, sobre todo en lo que se refiere a las olas de calor de latitudes medias como la de España.

  • Me parece que se están pasando con lo del cambio climático. Primero por r ventajistas, eso de decir que si hace frío o calor, si hay sequías o si llueve es por el cambio climático… Cómo se puede fallar?
    Y segundo, porque claro que e el tiempo cambia, siempre lo ha hecho. La gran mentira es que el hombre lo cambia. Hace poco salió una noticia que echa por tierra el cambio climático debido a la acción humana, se descongela un glaciar y debajo aparecen restos de los vikingos. Un glaciar de menos de mil años… A ver si lo normal es que suban las temperaturas…

    Responder