Secciones

Consejos Qué hacer (y qué no) si tu móvil se apaga por el calor

¿Tu móvil se calienta demasiado en verano? Sigue estos pasos si no quieres que se resienta antes de tiempo.

VÍDEO: ¿TU MÓVIL SE APAGA CON EL CALOR?

¿Notas que durante el verano tu teléfono móvil se calienta demasiado? Lo primero de todo debes saber que es algo normal, y es que un smartphone consume numerosos recursos que generan calor, y este se acrecenta cuando la temperatura ambiente es mayor.

La temperatura de un móvil no siempre es constante, y depende de varios factores, como tener abiertas aplicaciones pesadas. En reposo el teléfono se puede encontrar a unos 30 grados, mientras que si abrimos un juego exigente que requiere de gran potencia, lo normal es que la temperatura vaya aumentando.

Sin embargo, debemos saber que esto suele ser algo normal, siempre que el móvil no tenga una anomalía. Estas son algunas de las causas que provocan el calentamiento de un teléfono.

  • Abrir aplicaciones pesadas.
  • Ejecutar juegos que necesitan muchos recursos.
  • Tener encendidas opciones de conectividad como el GPS, Wifi o Bluetooth
  • Tener numerosas aplicaciones abiertas en segundo plano.

Cuando la temperatura ambiental es alta, el calor que ya tiene de por sí aumenta, dando la sensación de que algo en nuestro smartphone no está bien.

¿Qué hacer para bajar la temperatura del móvil?

Aunque es normal que el móvil genere calor en verano, hay que tener sentido común para pensar que nuestro móvil está sufriendo, por lo tanto, debemos evitar situaciones de peligro.

Si en la calle hace mucho calor, no es recomendable estar utilizando aplicaciones a pleno rendimiento durante mucho tiempo. Si notamos que el smartphone está quemando debemos dejar de usarlo y ponerlo a la sombra.

Si el móvil está muy caliente apágalo, quita el cargador y ponlo a la sombra

Muchas veces tenemos la costumbre de dejar el smartphone cargando en el salpicadero del coche al sol mientras tenemos encendido el GPS. Con eso estamos forzando nuestro teléfono más de lo normal, poniendo en peligro la vida de la batería.

La mejor forma de enfriar el teléfono es apagarlo, quitarle la carcasa, el cargador y la batería y dejarlo a la sombra en un lugar fresco. Eso sí, no lo metas en la nevera. Los cambios bruscos de temperatura y la humedad tampoco le sientan bien.

  • De forma particular también empleo aplicaciones que me permiten controlar la temperatura, aunque de una forma expedita siempre se puede mediante el tacto ver si se encuentra demasiado caliente. Buenas recomendaciones sobre todo para el verano que como decís se hace un uso mayor y además acompañan unas temperaturas elevadas. Saludos! 🙂

    Responder