Secciones

Consejos La alerta por riadas se dispara: qué hacer si vives cerca de un río

El riesgo de desbordamiento de ríos obliga a extremar las precauciones en caso de vivir o conducir cerca del cauce de un río

Las lluvias llenan nuestros embalses, mejora la situación de los agricultores en el campo y son un claro alivio para la sequía. La otra cara de la moneda, cuando se dan lluvias tan fuertes concentradas en un espacio reducido de tiempo, son las riadas y desbordamientos.

La situación de alerta ya se ha activado en varias zonas de España ante las extraordinarias crecidas que están experimentando algunos de los ríos más importantes de nuestro país, como el Ebro.

Además de los consejos habituales para días de temporal y las recomendaciones en caso de inundación, estas son algunas de las claves, emitidas por Protección Civil, para todos aquéllos que viven cerca del cauce de un río o en caso de conducir cerca de ellos.

Precaución ante la crecida de ríos

1 – Mantenerse permanentemente informado, a través de portales de meteorología, de las predicciones del tiempo y del estado de la situación. En días de crecidas, el Plan de Gestión del Riesgo de Inundación informa en su página web del nivel de riesgo en el que se encuentra tu vivienda introduciendo el municipio y el número catastral.

2 – No conducir en áreas inundadas. Abandonar el automóvil y buscar un terreno más alto cuando se vea rodeado por una corriente de agua.

3 – Procurar circular, preferentemente por carreteras principales y autopistas.

4 – Procurar alejarse de vías y torrentes y no tratar de atravesar a pie vados inundados o corrientes de agua.

5 – Si tienes que evacuar su domicilio, trasladar los artículos esenciales a los pisos más altos, cerrar las tomas principales de electricidad y gas, y seguir las instrucciones de las autoridades.

Precaución ante riesgo de inundaciones

1 – Como medidas previas, es recomendable retirar del exterior de la vivienda aquellos objetos que puedan ser arrastrados por el agua, así como revisar cada cierto tiempo el estado del tejado, las bajadas de agua y los desagües.

2 – Colocar los documentos importantes y productos peligrosos en aquellos lugares de la casa en los que el riesgo de que se deterioren por la humedad o se derramen sea menor.

3 – No estacionar vehículos ni acampar en cauces secos, ni a la orilla de ríos, para evitar ser sorprendido por una crecida de agua.

4 – Si llegara a inundarse la vivienda, es fundamental abandonar cuanto antes los sótanos y plantas bajas y desconectar la energía eléctrica. Utilizar preferentemente linternas.

VÍDEO: EL EBRO, DE LA SEQUÍA A LAS RIADAS