Secciones

Actualidad ¿Qué está ocurriendo en La Palma? El enjambre sísmico que sacude la isla

Deformación de hasta 10 centímetros y terremotos muy superficiales durante estos días en La Palma

El gobierno canario declaró a principios de esta semana la situación de alerta con semáforo amarillo por el incremento de la actividad sísmica con temblores en la zona de Cumbre Vieja, al sur de la isla de La Palma, donde se produjo la última erupción en la isla en el año 1971. Una declaración que finalmente ha terminado, de momento, con la erupción del volcán en la Cumbre Vieja de La Palma este domingo 19 de septiembre.

Este alerta amarilla conlleva actualizaciones constantes de información y la población debe estar preparada para una posible evacuación. Sin embargo esta alerta no supone un incremento del riesgo para la población. Ha sido a partir de la valoración del Comité Científico del Plan Especial de Protección Civil y Atención a Emergencias por Riesgo Volcánico (PEVOLCA).

Se han observado deformaciones de hasta 10 centímetros en la zona donde se están produciendo los temblores.

Con semáforo amarillo aumenta el seguimiento del fenómeno y la monitorización de la actividad volcánica y sísmica. Desde el verano de 2020 se han producido 8 enjambres sísmicos en la zona, siendo este último el más intenso y ha podido ser sentido por la población.

El más fuerte de los seísmos tuvo magnitud 3,5 mbLg y una gran parte han presentado magnitudes superiores a 2,0. Comenzaron a producirse el pasado sábado y de momento continúan siendo muy frecuentes y cada vez más superficiales. También se han ido dando más al oeste.

¿Por qué hay terremotos o enjambre sísmico en La Palma?

Canarias tiene una sismicidad moderada. Las Islas Canarias no están próximas a ningún borde de grandes placas tectónicas, que donde suelen darse la mayor parte de los terremotos en nuestro país, como ocurre en el entorno del mar de Alborán, en Andalucía y la Región de Murcia, límite entre la placa euroasiática y la africana.

Medio centenar de temblores han sido a muy poca profundidad, entre 1 y 3 kilómetros

La mayor parte de los seísmos que se dan en Canarias tienen el mismo origen que el de las propias islas: volcánico. Están relacionados con la intrusión del magma volcánico aunque no tiene porque llegar hasta la superficie ya que, aunque estos seísmos suelen estar asociados a reactivaciones volcánicas, lo habitual es que no acaben en erupción (entorno al 80%).

Estas series símicas suelen comenzar con terremotos de baja magnitud, que van aumentando de frecuencia e intensidad. Además también suele observarse un desplazamiento horizontal de la actividad volcánica, así como variaciones en su profundidad dentro de una misma serie o enjambre. Los temblores de este enjambre se han ido desplazando hacia el oeste y en total ya se han dado más de 4500 temblores o pequeños terremotos en la zona en estos días.

¿Podría haber una erupción volcánica en La Palma?

No se descarta que pueda producirse una erupción en La Palma. Es posible y compatible con lo que está ocurriendo pero de momento no puede saberse. Ha aumentado recientemente la presencia de gases volcánicos (Helio-3) por lo que se confirma el carácter magmático del proceso.Otra señal que también podría estar apuntando a que está aumentando la probabilidad de que se produjera una erupción es que este enjambre ha presentado un mayor número de seísmos y son más superficiales.

Habrá que prestar atención a cambios en las próximas horas, como mayores aumentos de las deformaciones superficiales o cambios en la gravimetría

Además, ha disminuido la profundidad de los temblores respecto a anteriores enjambres en la zona. La profundidad media ha pasado de 20-30 kilómetros a unos 8 km durante este enjambre de La Palma. De hecho, se han dado temblores muy superficiales, algunos a sólo 1 kilómetro de la superficie, por lo que no se puede descartar que llegue a producirse una erupción volcánica.