¿Qué es lo que le da el color al cielo?

La atmósfera tiene el secreto de los verdaderos colores del cielo, te lo explicamos de forma muy sencilla.

Irene Santa

Irene Santa

El cielo se ve oscuro por las noches y azul por el día en ausencia de nubosidad. Muchos otros colores pasan por el horizonte al empezar y acabar el día: amarillos, naranjas, rosas… tonos mucho más cálidos. ¿Cuál es la explicación de que sea así y qué es lo que le da el color al cielo?

¿Por qué el cielo es azul?

Es la atmósfera lo que la da color al cielo. Nuestra atmósfera se compone de distintos gases, principalmente nitrógeno y oxígeno, entre otros. Estos gases, junto con otras partículas que están en suspensión, interaccionan con la luz que llega desde el Sol: son capaces de absorber y emitir radiación electromagnética, así como de refractar y dispersar la luz.

La luz solar se puede separar en todos los colores que la componen a través de un prisma de Newton, conocido también por aparecer en una famosa portada del grupo Pink Floyd. También podemos apreciarlo cuando se forman arcoíris a partir de la refracción dentro de las gotas de agua. Aunque la luz blanca está compuesta de todos los colores a nuestros ojos destaca el azul cuando miramos al cielo durante la mayor parte del día.

La luz viaja en línea recta, excepto si se encuentra con un objeto a su paso, en ese caso la luz…

  • sufre refracción, como sucede en el prisma
  • Se refleja, como en el espejo
  • Se dispersa, como con las moléculas en la atmósfera

¿Por qué de todos los colores que componen la luz blanca destaca el azul y no otro? Se debe a la dispersión de Rayleigh. Para poder entender este fenómeno tenemos que tener en cuenta que la luz es una onda electromagnética y que cada color tiene una longitud de onda característica (λ). El color rojo es el que tiene una mayor longitud de onda y los colores azules y violetas presentan las más cortas.

La luz es una onda electromagnética que se propaga por el campo eléctrico (E) y el magnético (B).

La dispersión de Rayleigh depende de la longitud de onda y en el caso de las diminutas moléculas de la atmósfera, dispersan más la luz azul, de onda más corta, que la luz roja, de onda más larga y por tanto es el color predominante. Sin embargo, en otras ocasiones es probable ver otras tonalidades en el cielo, ¿Cómo es posible?

¿Qué es lo que le da color al cielo durante el amanecer y el atardecer?

La luz solar es siempre la misma, y realmente la atmósfera terrestre también, ¿Por qué se dan colores anaranjados en el orto y el ocaso? Aunque la luz solar sea la misma y la atmósfera también, en un amanecer o atardecer el sol se encuentra junto al horizonte. Esto quiere decir que la luz solar ha de atravesar un mayor espesor de la atmósfera al incidir con mayor ángulo respecto a la perpendicular. Al tener mayor difusión del azul, predominan los amarillos y rojos.

Justo antes del atardecer podemos aprovechar la conocida golden hour para hacer fotografías. Esta luz tenue y anaranjada resulta muy favorecedora, tanto para los retratos como para capturar paisajes. Además hay otros factores que ayudan a que los atardeceres sean más anaranjados, por ejemplo cuando hay calima: la presencia de partículas de polvo en suspensión aumenta la dispersión de la luz, lo mismo sucede con las partículas de contaminación.

Los atardeceres más bonitos suelen darse con nubes de tipo alto o cirrus. Mientras que las nubes bajas llegan a ocultar el sol, estas nubes situadas a mayor altura suelen dejar pasar la luz, adquiriendo un color anaranjado. También son capaces de generar fenómenos ópticos como los parhelios y los halos solares, gracias a la refracción en sus cristales de hielo.

¿De qué color es el cielo en otros planetas?

El color del cielo dependerá de la composición y la densidad de la atmósfera (en caso de que la tenga). Por ejemplo Marte es famoso por sus atardeceres azules. Venus tiene una atmósfera tan densa que apenas deja pasar la luz. Sin embargo, Mercurio no tiene atmósfera, por lo que al mirar al cielo sólo se podría ver oscuridad. Lo mismo sucede desde nuestro satélite, la Luna.

VÍDEO: LA EXPLICACIÓN DE POR QUÉ EL CIELO ES AZUL