Secciones

¿Sabías que...? ¿Qué es la cizalladura y cómo puede afectar a tu avión?

La cizalladura del viento es la segunda causa de accidentes aéreos provocados por la meteorología

La cizalladura del viento es uno de los fenómenos meteorológicos más peligrosos para la aviación. Dentro de los accidentes aéreos debidos a la meteorología, que son menos del 10%, supone la segunda causa, por detrás del engelamiento (cuando se forma hielo sobre la superficie del avión).

¿Qué es exactamente?

Consiste en un cambio brusco en la dirección o la velocidad del viento y puede tener lugar en cualquier nivel de la atmósfera. Cuando ocurre cerca del suelo, donde el avión no lleva tanta velocidad, puede suponer un problema para mantener el control del avión durante las fases de despegue y aterrizaje.

¿Qué pasa si tu avión se encuentra con este fenómeno?

La cizalladura es muy difícil de identificar a simple vista. Por eso, en los partes de aviación se especifica a los pilotos cuál es la situación, para que estén preparados. De hecho, muchos aviones tienen su propio detector de cizalladura.

«Cuando te encuentras con una zona de cizalladura repentinamente en pleno despegue, lo mejor que se puede hacer es no cambiar la configuración del avión y poner máxima potencia», explica Óscar González, piloto de Iberia. «En caso de ir a aterrizar y que el radar avise que hay cizalladura más abajo, es mejor abortar la maniobra y subir antes de entrar en la zona».

¿Por qué ocurre esta cizalladura?

Las causas de este fenómeno son variadas; influyen, sobre todo, las condiciones locales de cada aeropuerto, especialmente la orografía, que desvía el flujo o viento. En  las Islas Canarias, los aeropuertos se ven afectados con mayor o menor frecuencia debido al importante relieve del archipiélago.

Te puede interesar: