Secciones

Consejos ¿Qué abriga más? El tejido sí importa

¿Pasas frío en invierno? Probablemente no estés eligiendo el tejido adecuado, y es que “no hay mal tiempo, sino ropa inadecuada”.

VÍDEO: 5 CLAVES PARA SOBREVIVIR AL FRÍO

¿Eres de los que cuando llega el frío del invierno le cuesta salir de casa? Seguramente no te vistas de la forma más correcta, y es que la elección del tejido adecuado se convierte en imprescindible en nuestro día a día. Ya lo dice el proverbio noruego: “No hay mal tiempo, sino ropa inadecuada”

Ir vestido en invierno como una cebolla no siempre es lo más adecuado, y es conveniente anteponer calidad a cantidad. Pieles, plumas, lana… estos son los tejidos que más abrigan.

Piel

La ropa elaborada con pieles es la que más evita el frío, eso sí, por desgracia están elaborados con pieles de animales y debido a su pelaje, pueden aguantar muy bajas temperaturas.

La buena noticia es que la industria textil ha evolucionado, permitiendo que la piel sintética sea buena opción por su impermeabilidad y calidez.

La piel es la que más evita el frío, aunque por desgracia está hecha con animales

Lana

Se obtiene esquilando animales como las ovejas, las llamas o los conejos. Generalmente se pone sobre otras prendas para que no tenga contacto directo con la piel. Es un material resistente, elástico, muy flexible y que absorbe la humedad.

Ya lo dice el proverbio noruego: “No hay mal tiempo, sino ropa inadecuada”

Una de las más cotizadas es la de alpaca, mucho más fina, suave y flexible. Además, pesa poco y da muy poco volumen, perfecto para ir mucho más cómodo en nuestra rutina diaria.

Cachemira

Si quieres invertir en buena ropa de abrigo es una muy buena opción. Es una de las fibras más cálidas, aunque también costosas. Se produce con la lana de las cabras cachemiras, y es suave y ligera. Tiene una gran capacidad para aislar térmicamente del exterior.

La lana es un material resistente, elástico, muy flexible y que absorbe la humedad.

Poliester y sintéticos

Aquí ya hablamos de los tejidos no muy recomendables en invierno. Estos materiales retienen el calor y no deja respirar a la piel. La tela polar es un tipo de poliester no recomendada para prendas que van directamente con la piel, o en pijamas.

Algodón

El algodón se desaconseja totalmente porque aísla muy poco cuando hay humedad al convertir el sudor en frío. Hay que utilizar tejidos especialmente concebidos para preservar el calor corporal y aislar el frío y la humedad. Por eso, hay que olvidarse del algodón.

¿Y en caso de lluvia?

Si además de frío el clima es húmedo y ha llovido, la pluma es el material perfecto. El que mayor calidad térmica aporta es el plumón de oca.

Si no queremos gastar mucho en una cazadora de plumas, una alternativa más económica es un relleno sintético, más polivalente en condiciones de humedad extrema, al mantener el calor incluso cuando la ropa se moja por completo.

VÍDEO: CALCETINES CON ARROZ CONTRA EL FRÍO