Secciones

Actualidad Problema ambiental: en España usamos 700 millones de mascarillas al mes

La presencia de mascarillas en la naturaleza ya suponen un importante problema de contaminación ambiental

VÍDEO: UN MAR MEDITERRÁNEO, LLENO DE MASCARILLAS

El uso masivo de las mascarillas debido al coronavirus y como medida de prevención ante la COVID-19 ha provocado un importante problema ambiental en los últimos meses, tal y como alertas las organizaciones ecologistas.

Si la mitad de la población de España utiliza una mascarilla higiénica o quirúrgica al día de media, se utilizarían alrededor de 705 millones de mascarillas por mes en nuestro país.

En los últimos meses, se han detectado millones de mascarillas en el medio ambiente y los entornos naturales que suponen no solo un grave problema ambiental sino también un importante vector de contagio y transmisión de COVID-19.

mascarilla-guantes-coronavirus-sostenible

“La situación sanitaria actual ha generado la utilización masiva de este tipo de productos. Es importante no escatimar en el uso de protección con medidas como los guantes y mascarillas que desde las administraciones indiquen, tanto en cantidad como en calidad y modo de empleo, pero no se pueden tirar en cualquier lado”, advierte Eltiempo.es Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA de Ecoembes.

Este proyecto creado por SEO/BirdLife, en alianza con esta entidad, que pretende concienciar y movilizar a la ciudadanía para mantener los espacios naturales libres de basura.

De hecho, actualmente se están encontrando multitud de mascarillas y guantes en los entornos naturales a lo largo de todo el país que están dañando gravemente el medio natural pero todavía no se ha realizado un evaluación del su impacto.

“Del 26 de septiembre al 4 de octubre celebraremos ‘1m2 por las playas y los mares’ y podremos tener una primera oleada de datos, aunque aún no serán definitorios”, vaticina Güemes.

Más de 300 años en degradarse

Según las estimaciones de los expertos, una mascarilla puede tardar en degradarse entre 300 y 400 años y por tanto, puede afectar a la flora y fauna, a los suelos e, incluso, acabar en el mar.

Una situación que ya está generando una importante contaminación ambiental y que puede provocar la muerte de miles de especies de animales que confunden estos productos con alimentos o mueren enredados en ellas.

Es más, la presencia de mascarillas y guantes en el medio natural, “ya supone un grave problema para los animales, que las pueden llegar a confundir con alimentos o incluso les puede provocar la muerte por enredo”, asegura Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA de Ecoembes.

Una mascarilla puede tardar en degradarse entre 300 y 400 años

Por su parte, desde el Ministerio de Transición Ecológica explican que el abandono de basuras es un problema ambiental de primer orden. “

Una mascarilla higiénica común, abandonada en un entorno natural, mientras desaparece, puede afectar de múltiples formas a la flora y fauna del entorno, al agua y a los suelos que conforman ese espacio; o incluso acabar en el mar, uniéndose a los más de ocho millones de toneladas de residuos plásticos que se vierten anualmente a los océanos”, recalcan desde el ministerio.

Las mascarillas no se reciclan

Debido al uso y composición de las mascarillas y los guantes, algunas de las medidas preventivas contra el coronavirus más comunes, todavía muchas personas consideran que es un producto reciclable y las arrojan a los contenedores azul o amarilla. Sin embargo, este es un grave error.

Ver esta publicación en Instagram

Hemos pedido a los usuarios que nos mandaran fotos de la calle en el camino que hacen al supermercado. Este es el resultado que encontramos: guantes de plástico tirados por todos los lados. Tirar los guantes al suelo no sólo supone un problema medioambiental sino también un mayor riesgo de contagio, principalmente para los perros. Los residuos como guantes y mascarillas usadas se han de tirar al cubo ‘gris’ de la basura, el que no se recicla (*habrá que hacer una gestión de residuos diferente en caso de que haya algún caso positivo de coronavirus en casa). Nunca se deben tirar al contenedor del plástico, papel, orgánico o vídrio. Y, por supuesto, nunca en la calle. ¡Tomemos conciencia!

Una publicación compartida de ElTiempo.es (@eltiempoes) el

“Tanto las mascarillas, como los guantes y demás material de protección deben ir siempre al contenedor gris, nunca al amarillo”, apunta esta experta.

En el caso de mascarillas de tela reutilizables, el fabricante debe indicar el número máximo de lavados

Del mismo modo, toda la basura que se genere en una casa en la que reside alguna persona contagiada, sea cual sea su composición, es preferible arrojarla al contenedor gris y evitar así que elementos contaminados con el virus se propaguen.

Mascarillas de tela, sólo si cumplen la normativa

Los expertos aseguran que no existe ningún inconveniente en recurrir a otro tipo de mascarillas como son las mascarillas de tela o tejidos pero únicamente en el caso de que cumplan con la normativa de seguridad y estén certificadas por las autoridades sanitarias europeas.

mascarillas reutilizables

“Siempre y cuando cumplan con los estándares señalados por el código UNE 0065 que marca el Ministerio de Sanidad, las mascarillas textiles pueden ser utilizadas por adultos sanos”, explica Güemes.

No obstante, ante el uso de este tipo de elementos de prevención, hay que prestar aún más atención ya que se deben utilizar correctamente para que no pierdan su eficacia y protejan de forma eficiente.

“Debemos estar muy atentos de utilizarlas correctamente para que no pierdan su eficacia. En el caso de mascarillas de tela reutilizables, el fabricante debe indicar el número máximo de lavados”, recalca.