Secciones

¿Sabías que...? Prepárate para ver Saturno en el cielo

El 9 de julio Saturno va a estar en oposición y julio será un muy buen mes para su observación

Saturno en oposición, ¿qué significa? Decimos que un planeta está en oposición cuando se reúnen varios factores. Por un lado, que se encuentre justo en el lugar opuesto (respecto a la Tierra) que el Sol. Eso sucede hacia la medianoche local. Es cuando el Sol está más bajo sobre el horizonte y, en consecuencia, el punto opuesto se encuentra en lo alto del firmamento.

Pero, además, también coincide con el punto de la órbita de Saturno (en este caso), más cercano a la Tierra. Es decir, con su perigeo. El punto más lejano recibe el nombre de apogeo. ¿El resultado? Saturno será espectacular.

Saturno, durante su equinoccio, observado por la sonda Cassini. Crédito: NASA

Porque lo veremos más grande y brillante de lo habitual. No esperes algo exagerado. No se va a convertir, de repente, en un objeto tan brillante como Venus. Pero sí será muy fácil de identificar. Estará a unos 1350 millones de kilómetros de la Tierra y tendrá un brillo similar al de la estrella Vega.

Lo veremos más grande y brillante de lo habitual , aunque a simple vista será difícil reconocerlo

A simple vista será muy fácil reconocerlo. Sin ayuda de unos prismáticos astronómicos no podrás ver mucho más. Si dispones de unos, podrás ver un aspecto ovalado. No es fácil reconocer, con prismáticos, sus anillos. Pero incluso un pequeño telescopio será suficiente para poder verlos en todo su esplendor.

Y no es lo único que podrás observar. Con la ayuda de tanto prismáticos como telescopio, podrás observar también a Titán, su satélite más grande. Que, además, estos días está de actualidad porque la NASA ha anunciado que será el objetivo de su próxima misión del programa New Frontiers.

Se tratará de un dron, con capacidad de volar en la atmósfera del satélite, que se dedicará a explorarlo para entender mejor sus particularidades. Quizá, incluso, para encontrar posibles señales de que pudiese albergar vida. Pero habrá que esperar hasta 2034 para verlo en acción.

Una gran ocasión para observar los anillos de Saturno

Si tienes un telescopio, no puedes dejar pasar la oportunidad de observar el sistema de anillos de Saturno. En estas fechas, sus anillos están inclinados 24º respecto a la Tierra. Es casi el máximo que pueden alcanzar, y nos permitirá observarlos con mucha facilidad. Están formados por multitud de pequeñas partículas de hielo que orbitan a su alrededor.

Entre sus anillos, aunque indistinguibles con un telescopio desde la Tierra, se encuentran las llamadas lunas pastoras. Pequeños satélites, como Pandora y Prometeo, que mantienen en orden sus anillos.

Saturno observado por la sonda Cassini, mostrando su espectacular sistema de anillos en todo su esplendor. Crédito: NASA

Ambos satélites, de hecho, provocan que el anillo F mantenga su estructura. El satélite Pan es el responsable de la división de Encke, uno de los huecos que se puede observar dentro del sistema de anillos. Son solo algunos de los ejemplos de satélites pastores. Hay otros, no solo en Saturno, sino también alrededor del resto de planetas gigantes del Sistema Solar.

Los anillos de Saturno no son solo fascinantes por su aspecto. Su origen también ha sido motivo de muchas discusiones e investigaciones. Durante mucho tiempo se creyó que podían ser extremadamente viejos.

Pero las observaciones de la sonda Cassini apuntaron a que podrían ser muy jóvenes, en la escala cósmica. Quizá se formasen hace apenas entre 10 y 100 millones de años. Además, por su naturaleza, están perdiendo masa constantemente.

Eso permite, del mismo modo, estimar cuánto tiempo tardarán en desaparecer. Pero no hay de qué preocuparse. Saturno seguirá siendo el planeta más majestuoso del Sistema Solar durante mucho tiempo. Se calcula que, como mínimo, todavía quedan unos 300 millones de años hasta que desaparezcan.

El efecto Seeliger

Durante la oposición, también puede que observemos el efecto Seeliger, un fenómeno que provoca, en el caso de Saturno, que sus anillos estén más iluminados que el propio planeta. Algo provocado porque, desde nuestra perspectiva, los rayos del Sol inciden de forma directa sobre las partículas que los componen, dejando muy pocas regiones en sombra.

Así que, si dispones del equipo apropiado, podrás obtener fotografías espectaculares del segundo planeta más grande del Sistema Solar. Dicho esto, ¿cuál es el mejor horario para verlo?

Saturno, observado en oposición, a través de un telescopio amateur. Crédito: James Martin/EarthSky

Saturno será visible durante casi toda la noche. En Madrid, por ejemplo, lo será desde las 22:40 hasta las 06:00 aproximadamente. Lo mismo es aplicable en toda la Península Ibérica y en las Islas Canarias.

Pero, si no tienes la oportunidad de observarlo en la jornada del 9 de julio, no desesperes. La mayor parte del mes nos permitirá observar el planeta mejor de lo habitual. No será tan espectacular como el día 9, pero seguirá siendo un objeto fácilmente reconocible en el firmamento. Cada día irá alzándose sobre el horizonte unos minutos antes.

Durante los próximos meses, pasará de ser un objeto visible en el cielo previo al amanecer a serlo en el cielo tras el atardecer. Así que durante las próximas semanas, prepárate para observar Saturno, porque va a ser un objeto muy familiar en el firmamento.

Y, por supuesto, no van a faltar nuestras citas habituales del verano. Como, por ejemplo, las clásicas Perseidas, si bien este año se verán perjudicadas por coincidir con la luna llena.