Secciones

Actualidad Precaución ante la invasión de garrapatas por las altas hierbas

Las particularidades climáticas y la cuarentena de este año han favorecido la proliferación de garrapatas

VÍDEO: ¿QUÉ HACER SI TE PICA UNA GARRAPATA?

Las condiciones climáticas de este año, con intensas lluvias durante los meses de abril y el calor de mayo, han generado las condiciones perfectas para el crecimiento elevado de las hierbas y los matorrales en el exterior. Una situación que ha incrementado la presencia de insectos como las garrapatas.

“Las condiciones de humedad elevada y temperaturas suaves, como las que hemos tenido en las últimas semanas, son favorables a las necesidades de las garrapatas y por lo tanto están más presentes en el medio para intentar localizar un hospedador del que obtener su sangre”, apunta a Eltiempo.es Rufino Álamo, presidente del Colegio de Veterinarios de Valladolid y experto en salud pública.

No obstante, no hay que olvidar que el ciclo biológico de las garrapatas suele precisar de meses o años hasta completarse. “Los ejemplares adultos presenten en nuestro medio actualmente son posiblemente las ninfas del otoño pasado y las larvas de la primavera u otoño anteriores”, explica este experto.

Cuarentena, confinamiento y garrapatas

Teniendo en cuenta que la situación de cuarentena ha reducido la presencia de personas en el campo, así como el mantenimiento y cuidado del suelo, también ha influido de forma notable en el aumento de la presencia, no sólo de las garrapatas, sino también de otras especies como los mosquitos, la mosca negra, etc….

“Las condiciones climáticas actuales, el final del confinamiento, la salida al medio natural, viene a coincidir con la temporada de mayor actividad de las garrapatas, lo que puede facilitar un incremento de ataques», asegura Álamo.

Enfermedades transmitidas por las garrapatas

Un hombre de mediana edad permanece ingresado por fiebre hemorrágica de Crimea-Congo en el Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital de Salamanca tras sufrir una picadura de garrapata durante estos días.

Este es el caso más recientes de picadura de garrapata ocurrido a finales del mes de mayo. Según informan desde la Consejería de Sanidad de Castilla y León, “el proceso infeccioso le ocasionó fiebre elevada, por lo que acudió a su médico de Atención Primaria, quien sospechó que pudiera tratarse de una infección transmitida por garrapatas y le puso tratamiento”.

Sin embargo, la no mejorar, el paciente fue traslado a un centro hospitalario donde se confirmó que padecía la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, una enfermedad vírica provocada por la la picadura de la garrapata del género “Hyalomma”.

Las picaduras de garrapatas pueden generar reacciones alérgicas, anemia y la transmisión de diferentes enfermedades infecciosas

«El eco en los medios de comunicación de un reciente diagnóstico en una persona de una enfermedad transmitida por garrapata han ganando protagonismo, a pesar de que el ataque de las garrapatas es habitual y frecuente”, aclara Álamo.

Pero una mordedura de este insecto también puede tener otras consecuencias como reacciones alérgicas, anemia, la transmisión de diferentes enfermedades infecciosas.

“La fiebre exantemática mediterránea, la enfermedad de Lyme, babesiosis, anaplasmosis, la fiebre hemorrágica de Crimea Congo son algunos ejemplos de las enfermedades transmitidas por las garrapatas, algunas de las cuales pueden presentan secuelas más o menos graves o relevantes porcentajes de mortalidad”, detalla este experto.

Consejos para evitar las garrapatas

A la hora de salir al campo siempre hay que tomar una serie de precauciones para evitar riesgos, pero este año, debido a las particularidades de los últimos meses, se debe prestar especial atención.

Así, los expertos recomiendan para evitar las picaduras por garrapatas el uso de ropa de manga larga, tanto en brazos y piernas así como el uso de un calzado robusto y preferentemente alto. También se aconseja utilizar repelentes anti-insectos tanto para las personas como para los animales de compañía.

Infografía-garrapatas

Además, tras estos paseos por el campo y por el aumento de garrapatas, es aconsejable realizar una revisión exhaustiva de las zonas del cuerpo con mayor riesgo como tobillos, piernas, ingles y la zona pélvica, así como todos aquellos lugares en los que pueda haber pliegues de la piel, cabello, ombligo, zona posterior a las orejas y alrededor de la cintura, donde suelen engancharse estos artrópodos.

Asimismo, se debe poner a lavar la ropa que se haya usado para eliminar las garrapatas y otros insectos que puedan quedarse en las prendas. Estas medidas deben realizarse de manera aún más concienzuda en el caso de los niños y los animales de compañía.

Cómo quitar una garrapata

Si a pesar de estas medidas ha sufrido la picadura de una garrapata, debe retirarse de forma adecuada lo más rápidamente posible y siempre que sea posible por profesionales sanitarios para minimizar los riesgos.

La maniobra para eliminar la garrapata se debe realizar mediante pinzas de punta fina para sujetarla más cerca posible de la piel y arrancarla de forma suave para evitar aplastarla o romperla.

En ningún caso debe usarse aceite, gasolina, calor u otras sustancias para desprender la garrapata. ADemás, si en los días posteriores aparece fiebre, malestar o fatiga, se debe acudir al médico y mencionarle que se ha sufrido una picadura de garrapata.