Secciones

Actualidad Por qué se va la luz con las tormentas

Las tormentas pueden provocar cortes de luz en la red principal y en los hogares debido a la caída de rayos y entrada de agua

La virulencia de las tormentas y los fenómenos que las acompañan pueden provocar parpadeos de la electricidad, caídas en algunos puntos de la red e incluso en la propia casa. Pero, ¿por qué se va la luz con las tormentas

“Las caídas de las redes son por dos motivos principalmente. Por avería mecánica (se ha caído un poste, se ha roto un transformador, se ha cortado un cable…) y por actuación de las medidas de seguridad como una rama de un árbol toca un cable y se produce una derivación, un rayo produce una sobretensión en una línea, etc.…. Las primeras normalmente necesitan una reparación.  Las segundas provocan cortes y si la incidencia no persiste, se rearma la línea sola”, detallan desde la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España. 

caida-luz-electricidad-tormenta

Este tipo de eventos suelen llevar parejos la caída de rayos y fuertes vientos que pueden causar daños en el cableado de la red eléctrica o subidas de tensión por lo que, para evitarlos, existen fusibles y protectores de red. Estos elementos son los causantes de los pequeños parpadeos y de los cortes de luz que suceden cuando hay tormenta. 

Causas de la caída de la luz durante las tormentas

De este modo, al cortar la luz se protegen tanto las infraestructuras como los aparatos enchufados a la red. Como norma general, la red recupera la normalidad a los pocos segundos, aunque en algunas ocasiones puede tardar algo más. Además, hay que tener en cuenta que en algunos puntos de la red eléctrica pueden existir fallos de mantenimiento o en los transformadores que se apagan ante la virulencia de este tipo de fenómenos que necesitan una reparación. 

tormentas-rayos-corte-luz

“En general, la red está preparada ante las tormentas ya que las incidencias que se producen no son tan frecuentes y se suelen solucionar automáticamente. Sin embargo, se debería incidir más en la limpieza de las calles boscosas por donde pasan líneas eléctricas y en fomentar las redes en anillo frente a las redes en espina, éstas últimas muy frecuentes en las zonas rurales”, recalcan desde FENIE. 

¿Qué problemas soporta la red eléctrica ante una tormenta?

Los principales problemas por los que se va la luz son principalmente sobretensiones por caída de rayos en las cercanías de la una línea y la rotura de elementos por acción del rayo que ha caído directamente en elementos de la red eléctrica. 

En el primer caso, esta sobretensión suele disiparse dentro de la línea si el rayo cae lejos de los centros de mando y transformación. Aunque si el relámpago impacta en estos elementos.  En lo que respecta a la rotura de los elementos requieren una reparación.

red-electrica-tormenta-rayos

“Hay un tercer problema asociado que se produce por el viento y el agua en tramos boscosos que no son limpiados adecuadamente, que son arcos eléctricos con ramas que se acercan al cableado. En este caso se detecta la derivación y las protecciones de la línea actúan. Si es un arco puntual, las protecciones se rearmarán. Si es permanente, la avería persistirá hasta que se retiren las ramas que provocan la derivación a tierra”, inciden desde FENIE. 

Consejos cuando hay tormenta

Aunque la seguridad de las infraestructuras y las viviendas cada vez es más elevada, no está demás tener en cuenta una serie de aspectos que pueden ayudar a reducir los riesgos cuando hay una tormenta eléctrica y evitar que se vaya la luz, entre otros altercados.

Por ejemplo, en el caso de que haya elementos que forman parte de la red eléctrica en el exterior de la vivienda, se aconseja que estén cubiertos de las inclemencias del tiempo y bien aislados del agua. De este modo se evitan caídas de la luz por posibles entradas de humedad en los cables de la electricidad. 

tormenta-poste-luz

Por su parte, desde Protección Civil recomiendan que ante tormentas con un fuerte aparato eléctrico se tomen una serie de medidas como evitar las corrientes de aire en el interior de la vivienda porque pueden atraer a rayos, el cierre de puertas y ventanas, así como evitar tomar duchas o baños durante este tipo de fenómenos. 

Igualmente es recomendable desenchufar aquellos elementos como ordenador u otros electrodomésticos para evitar daños por la subida de la tensión en el que caso de que se produzca.

Por último, hay que recordar que la mejor manera de evitar problemas es tener una correcta instalación eléctrica, con tomas de tierra, y preparada con los elementos de seguridad adecuados para evitar estas subidas de tensión. “Los únicos consejos por parte de los usuarios son preventivos, teniendo los equipos de protección diferencial y magnetotérmica en buen estado en el cuadro general y evitar cuando hay tormenta la utilización de elementos sensibles a los cortes, como puedan ser determinados electrodomésticos con mucha electrónica”, concluyen desde FENIE.