Secciones

Previsión ¿Por qué va a hacer más calor en Zaragoza que en Sevilla?

Esta ola de calor es especial por diferentes motivos, no es que nos haya «pillado por sorpresa» porque desde hace días las previsiones vienen avisando, pero, sin haber tenido apenas días de fuerte calor en España, el verano comienza con carácter arrollador.

Una ola precoz

Sin siquiera haber acabado junio tenemos la primera ola de calor en nuestro país, algo que no es normal. Según datos de AEMET, desde 1975 tan sólo 10 olas de calor han comenzado en este mes (contando con esta), pero la mitad de ellas ha ocurrido en esta década.

El calor durará

No será una ola demasiado corta, ya que tenemos 6 días de fuerte calor por delante hasta que comience el próximo mes de julio, cuando por fin las temperaturas podrían darnos un respiro.

Apretará donde más duele

Se espera que sea una ola intensa, ya que se esperan valores de temperatura récord para el mes de junio y en algunas zonas incluso podrían caer récords absolutos de temperatura.

Estamos acostumbrados a que las olas de calor dejen los valores de temperatura más altos en puntos del sur en zonas del interior más calurosas debido a su geografía como el valle del Guadalquivir. En este caso el calor afectará a muchas zonas del norte de la península, donde puede ser más peligrosa ya que la población no está preparada para un episodio de estas características.

Mapa con temperaturas a partir de las cuales se dispara la mortalidad. En el sur la población está más adaptada y soporta mejor el calor extremo.

El nordeste peninsular está en el punto de mira esta semana. Las máximas más altas se esperan en puntos de Cataluña, Aragón y La Rioja y el foco está puesto en los termómetros del valle del Ebro, donde se espera llegar hasta los 44ºC.

¿Por qué allí y no en otro sitio?

Aunque parezca mentira, toda esta situación comienza con una borrasca. No está sobre España, sino a cierta distancia al noroeste de la península, así que con su circulación ciclónica arrastrará en altura aire procedente del interior de África dirección a Francia. Esta autopista de calor y polvo en suspensión circulará sobre el este de nuestro país, por lo que se verá especialmente afectado.

Además las altas presiones dominarán cada vez más en nuestro país por lo que este aire desciende sobre la península y, al haber gran insolación, se irá calentando.

El Ebro: escondido entre montañas

El valle del Ebro es una de las zonas más calurosas de España durante el verano sin estar en el sur. Siendo el cuadrante nordeste de España con más relieve, este río se esconde entre montañas. Su geografía es crucial y el viento juega un papel determinante, por algo Zaragoza es conocida como «la novia del viento«.

El efecto Foehn, en el que el aire desciende cálido y seco tras haber cruzado la cordillera puede hacer de este valle todo un competidor frente al caluroso valle del Guadalquivir.