Secciones

Actualidad Por qué puede haber miles de chinches debajo de tu sofá

Muchos insectos, como chinches o mariquitas, habitan dentro de las casas durante el invierno para protegerse del frío exterior

Es la época del año en la que los días amanecen con el clásico aire fresco otoñal, las hojas de los árboles se caen y crujen en el suelo y las estampas color marrón y naranja protagonizan todos los paisajes.

Pero también el otoño es la época de los invitados inesperados, que se cuelan en casa sin abrirles la puerta: chinches , mariquitas y otros insectos.

¿Qué atrae a estos rastreadores espeluznantes a nuestros pisos, a nuestros armarios, sofás y cocinas?

No solo las temperaturas exteriores son cada vez más frías, sino que los días se acortan. Los insectos detectan y responden a estas señales de temperatura y luz de cara a la preparación el invierno. Es una respuesta adaptativa habitual ya que estos insectos no pueden hacer frente fácilmente al frío. Mudarse al interior durante el invierno lo ha ayudado desde siempre a perpeturarse.

Los insectos detectan y responden a las señales de temperatura y luz de cara a la preparación del invierno

La adaptación del insecto al frío

Algunos insectos, como las mariposas monarca, migran a climas más cálidos. Otros se quedan y desafían el frío durante el invierno. Aquellos que pueden sobrevivir al aire libre pueden entrar en un tipo de hibernación conocida como diapausa. Estos insectos se introducen en la hojarasca, bajo la corteza suelta y, en algunos casos, en el fondo de estanques o lagos que no se congelan completamente.

Los cuerpos de estos insectos se involucrarán en cambios bioquímicos. Por ejemplo, algunos de estos insectos que viven en el exterior pueden resistir la congelación hasta la muerte al producir proteínas anticongelantes especiales en su sangre que evitan que se formen cristales de hielo en sus cuerpos.

Cabe destacar que algunos insectos como la oruga del oso lanudo son capaces de congelarse durante el invierno, ya que toleran la formación de cristales de hielo en su cuerpo.

Luego están los insectos que se adaptan a las bajas temperaturas buscando refugio en estructuras hechas por el hombre. Esto puede incluir esconderse en nuestros garajes, sótanos y, quizás lo más inquietante, en nuestros propios hogares.

Habitaciones de insectos

No es raro encontrar un insecto o una araña de forma puntual alrededor de nuestros hogares. A medida que se acerca el invierno, estos insectos tienden a entrar y permanecer dentro.

Las mariquitas, chinches o las moscas en racimo prefieren mudarse a nuestras casas durante el invierno. Mientras lo hacen, a menudo secretan señales químicas llamadas feromonas para atraer a más de su especie a la ‘fiesta’ de la hibernación.

Al entrar a las casas secretan feromonas para atraer a más de su especie a la ‘fiesta’ de la hibernación

Puede ser bastante atemorizante para los dueños de las casas encontrarse con una gran masa de insectos que se han instalado durante el invierno.

Si bien es poco probable que estos insectos causen un problema real durante estos meses  (la mayoría permanecen fuera de la vista), puede comenzar a notar que se van en los días cálidos y soleados de invierno y cuando se acerca la primavera.

Ahí es cuando los insectos intentan salir al aire libre para continuar su ciclo de vida en las temporadas de primavera y verano, con temperaturas más agradables. Como resultado, es bastante típico ver insectos pegados a sus ventanas, buscando una salida de su casa.

Qué puedes hacer

A medida que nos acercamos al invierno, los propietarios de viviendas pueden minimizar el riesgo de invasión de insectos en los hogares con una actuación anticipada. Una de las cosas más importantes que puede hacer un propietario es asegurarse de que no haya grietas en el exterior.

Verificar si hay huecos a lo largo del techo, puertas, ventanas y paneles de revestimiento, alrededor de las aberturas de cables o alambres que se extienden en el interior, e instalar la protección contra insectos en los respiraderos.

Estas medidas preventivas deberían reducir significativamente el número de insectos no deseados en la casa de los insectos.

*Rosa da Silva, Profesora Asistente, Universidad McMaster. Este artículo se ha publicado en The Weather Network

VÍDEO: LAS PLAGAS DE INSECTOS SE MULTIPLICARÁN POR EL CAMBIO CLIMÁTICO

;