Secciones

¿Sabías que...? ¿Es igual el bronceado en la playa que en la ciudad?

En la playa nos ponemos morenos con mayor facilidad y el bronceado tiene un tono más favorecedor


Si la radiación que llega del sol es la misma, ¿cómo es posible que no sean igual los resultados?

Nadie duda de que los rayos de sol sean los mismos en un lugar que en otro, estando a la misma latitud y a la misma hora.

La radiación UV aumenta con la altitud aproximadamente un 10% por km de elevación.

El único factor geográfico que podemos considerar para pensar que la radiación que nos llega sea distinta es la altura.

Los niveles de radiación UV están muy influenciados por la altura sobre el nivel del mar, ya que al ascender disminuye la capa de aire que tenemos encima y nos protege.

En el caso de la playa no es por la altura ya que estás al propio nivel del mar

En la playa nos ponemos morenos con más facilidad ya que la arena blanca refleja la radiación, por tanto nos llegan los rayos que vienen de arriba y abajo. No todas la superficies reflejan con tanta facilidad, en el caso del césped o el asfalto ese efecto es menor.

Es lo mismo que ocurre en la nieve de forma más acelerada, donde nos ponemos muy morenos cuando apenas hay sol y además nos deslumbramos con facilidad.

Lo del tono dorado y brillante de la playa también tiene explicación

Por otra parte, el tono playero es más bonito ya que la humedad es mucho mayor en la costa, lo que ayuda a que la piel esté hidratada mientras se broncea. Por eso, a los días de llegar a casa, el brillo desaparece pronto al volver al ambiente seco.

Y en la ciudad…

En las zonas urbanas nos cuesta mucho más ponernos morenos porque se producen  altas concentraciones de gases contaminantes, que absorben radiación ultravioleta. El aumento de concentración de estos gases provoca una disminución de la intensidad de radiación UV en las ciudades.

Te puede interesar: