Secciones

Actualidad ¿Por qué hay tanta contaminación si hay menos coches?

La situación meteorológica es la principal causante de este episodio de alta contaminación a pesar de la reducción del tráfico

VÍDEO: LA INVERSIÓN TÉRMICA, ¿EN QUÉ CONSISTE?

El descenso del tráfico por la borrasca Filomena y sus consecuencias y las medidas de prevención ante el coronavirus no han sido suficientes para reducir los niveles de contaminación en muchos puntos del país a principios de este año. 

En el caso de la Comunidad de Madrid, los peores datos este lunes los han registrado las ciudades del sur de Madrid.  De hecho, tal y como se puede comprobar en la sección de Calidad del Aire de Eltiempo.es, varios puntos del país presentan unos índices de mala calidad del aire. 

Además, debido a la mala calidad del aire, el Ayuntamiento de Madrid ha activado el escenario 1 del Protocolo de actuación para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno que contempla medidas como la reducción de la velocidad a 70 kilómetros hora en varios puntos de acceso. 

Las situaciones anticiclónicas están asociadas a ausencia de viento, por lo que tampoco se dispersan de ese modo los contaminantes

“Las circunstancias meteorológicas que han derivado en la activación del Protocolo por contaminación se deben a que el temporal de nieve provocado por la borrasca Filomena ha dado paso a una situación anticiclónica con temperaturas extremadamente bajas en nuestra ciudad. La ausencia de viento y la capa de nieve ha impedido que el aire en contacto con el suelo se caliente y, por tanto, la inversión térmica en las capas bajas persista durante todo el día, provocando la acumulación de contaminación”, explican desde el Ayuntamiento. 

contaminacion-madrid-calidad-del-aire

Principales contaminantes

Debido a esta concatenación de factores, se ha registrado un notable aumento de contaminantes como dióxido de nitrógeno y de partículas en suspensión lo que ha obligado a tomar medidas en la ciudad de Madrid, en concreto, en el interior de la M-30. 

No obstante, hay que recordar que en invierno y ante una ola de frío tan intenso como la que ha afectado a gran parte del país, ha incrementado las emisiones de las calefacciones y los sistemas de climatización. 

Por su parte, Irene Santa, meteoróloga de Eltiempo.es detalla que el anticiclón situado actualmente sobre la península y las altas presiones actúan como una barrera física que impide que el aire ascienda, por tanto, se produce un efecto tapadera y la contaminación se queda atrapada en la atmósfera de las ciudades. “Además, las situaciones anticiclónicas están asociadas a ausencia de viento, por lo que tampoco se dispersan de ese modo los contaminantes”, detalla Santa. 

El viento ayudará a disminuir la contaminación

No obstante, la previsión indica que a partir de este 19 y 20 de enero las condiciones serán totalmente distintas con viento y lluvia en la mayor parte de la península. “Cuando se producen precipitaciones muchas de las partículas contaminantes en suspensión se depositan sobre la superficie, caen sobre nosotros y de esta forma la atmósfera se libra de ellas. Otro meteoro que ayuda a disminuir la contaminación en las ciudades es el viento que también soplará con fuerza esta semana”, apunta la experta de Eltiempo.es