Secciones

Cambio Climático ¿Por qué es crucial proteger la región ártica?

El Ártico es una de las regiones más afectadas por el calentamiento global y sin una protección medioambiental

Actualmente nos encontramos en una situación de calentamiento global sin precedentes, propiciada por la acción humana desde la época de la revolución industrial y que ha provocado un aumento de los gases de efecto invernadero, dando lugar al aumento de la temperatura global 1ºC por encima de los niveles preindustriales.

Pero en concreto la región ártica es una de las que mas lo esta sufriendo. El Ártico es una región inmensa que ocupa una sexta parte de nuestra superficie terrestre. Es tan importante porque entre otras cosas funciona como un aire acondicionado global y refrigera el planeta, dependiendo el clima del planeta en parte de el.

Sin embargo y a pesar de eso no cuenta con ninguna protección internacional legalmente vinculante y es que la región ártica se calienta el a una velocidad doble que a nivel global: en los últimos 30 años hemos perdido tres cuartas partes de su hielo.

Fuente: NOAA

Y evidentemente esto ha tenido una serie de consecuencias en la región. Primero, una posible alteración de los patrones climáticos con aire más húmedo y caliente en el ártico en verano.

La temperatura superficial del mar en esta región es la más alta de los últimos 1450 años, afectando indudablemente a la biodiversidad que allí se encuentra, por ejemplo, con reducción de poblaciones como los osos polares, cambios en rutas de las ballenas, etc.

La Antártida, el otro «congelador» del planeta se encuentra protegido y es un símbolo global de cuidado del medioambiente desde 1991

Según el Panel intergubernamental de cambio climático se ha establecido que en los últimos 30 años la extensión del hielo marino Ártico ha disminuido entre 3.5-4.1% por década.

Son unos datos preocupantes porque esto hace que cada vez el Ártico sea mas accesible a las actividades destructivas y que ponen en riesgo la zona como la extracción de petróleo, la pesca comercial o incluso el turismo con un riesgo adicional: vertidos del fuelóleo pesado, un combustible utilizado en la mayor parte del transporte marítimo.

Esto contribuiría a una reducción del albedo —la capacidad de reflejar la radiación solar de una superficie — en el Ártico, acelerando el deshielo y los efectos del calentamiento global como son el aumento del nivel del mar, las inundaciones costeras, erosión de playas y alteración de los patrones de circulación atmosférica del hemisferio norte.

VÍDEO: ¿Por qué me afecta que se derrita el Ártico aunque viva en España?