Secciones

Actualidad Por qué dormir desnudo cuando hacer calor no es la mejor opción

Dormir desnudo con calor no es la mejor solución para combatir las altas temperaturas y las noches tropicales del verano.

VÍDEO: TRUCOS PARA DORMIR MÁS FRESCO EN LAS NOCHES DE VERANO

En las noches más calurosas del verano, dormir desnudo, sin ropa, es una opción habitual para muchas personas que consideran que desprenderse de las prendas es la mejor opción para combatir las sofocantes noches tropicales. Existen numerosos consejos para dormir más fresco en las calurosas noches de verano, pero si nos centramos en nuestro vestuario, vamos a hablar de por qué no se debe dormir desnudo o desnuda cuando hace intenso calor nocturno.

En contra de lo que pueda parecer, dormir con alguna prenda en verano es más adecuado para evitar las altas temperaturas que descansar sin ningún tipo de prenda. De hecho, la ropa de tejidos ligeros y naturales, como un algodón suave y fino, ayuda a retirar el sudor de la piel e incrementa la superficie de contacto por lo que favorece la evaporación del sudor.

De este modo, la sensación de confort y frescor se incrementa, especialmente en las noches más calurosas. Además, la ropa absorberá el sudor corporal y refrescará el cuerpo.

Por contra, dormir desnudo o desnuda provocará que el sudor permanezca en el cuerpo aumentando así la sensación de sofoco e incomodidad durante las noches más calurosas.

En este aspecto, hay que recordar que la temperatura corporal baja de forma notable durante la noche. Es más, los expertos apuntan que dormir desnudo puede aumentar la temperatura corporal, incrementar la sensación de sofoco y empeorar la calidad del sueño.

dormir-desnudo-verano-calor (2)

En España, las noches tropicales o noches tórridas, aquellas en las que la temperatura se sitúa en registros superiores a los 20 e incluso 25 grados se ha multiplicado por 10 desde 1984, especialmente en las grandes ciudades.

Para combatir estas noches y poder descansar y dormir mejor, los expertos recomiendan:

  • Cena ligero: frutas y verduras con alto contenido en agua pueden aligerar tus digestiones y hacerlas menos pesadas durantes las noches.
  • Bebe agua fresca: hidrátate bien durante todo el día y también antes de dormir con agua no muy fría, sino fresca.
  • Evita los estimulantes en las horas previas al descanso: si con el calor ya te va a costar conciliar el sueño, procura que otros in-puts externos te lo roben también. Apuesta por actividades tranquilas antes de dormir, como leer o incluso meditar.
  • Fomenta la ventilación antes del aire acondicionado: si puedes crear ventilación cruzada con tus ventanas es mejor que pasar toda la noche con el aire acondicionado puesto. Si no corre nada de brisa, pon el aire media hora antes de entrar a la cama para bajar la temperatura de la habitación y luego córtalo. Existen diferentes formar de refrescar la habituación durante el día para evitar que sea un «horno» por las noches y aislar tu casa como un «búnker».

Y recuerda, las posturas en la cama también importan, siendo las más comunes de lado, de espalda y boca abajo. La postura de lado es la más recomendable según los especialistas porque disminuye la probabilidad de interrumpir el sueño.

Con estos consejos para dormir mejor en las noches tropicales, mejorarás tu descanso en los días más calurosos del verano.